RAWSON (ADNSUR) - El Área Procomunidad del Ministerio Público Fiscal del Chubut publicó una serie de recomendaciones de cómo se debe actuar a la hora de bajar de un vehículo y no ser víctima de ladrones que utilizan los llamados inhibidores de frecuencia.

Se trata de dispositivos que tienen la facultad de anular el cierre centralizado a distancia y la alarma. Cuando una persona,  desciende del vehículo e intenta accionar la alarma y cree haber activado el sistema de seguridad, cierre automático, puede ser víctima de ladrones que utilizan inhibidores para neutralizar el sistema de seguridad.

Por lo general los ladrones elijen autos y camionetas de alta gama. Neutralizan los dispositivos cuando las víctimas bajan del auto. Los conductores activan el dispositivo de su alarma creyendo que esté se activó. Una vez neutralizada la alarma, los delincuentes fuerzan las puertas o baúl para robar o directamente huir en el vehículo.

Cómo prevenirlo

Luego de activar la alarma, el conductor deberá comprobar manualmente que las puertas y baúl del rodado estén cerradas, no alejándose del mismo hasta corroborar que efectivamente quede con las medidas de seguridad adoptadas. Es decir, al apretar el botón de la alarma, quedarse parado junto a la puerta y comprobar, de manera manual, que esta se haya cerrado.

Se recomienda además no activar el seguro lejos del automóvil. Es aconsejable en este sentido cerrarlo mecánicamente pegado al vehículo o, como permiten algunos automóviles, por comunicación infrarroja en un pequeño recuadro de la chapa. Otros también permiten el cierre a través de un botón en la manilla del piloto.

También asegúrese de que la luz que parpadea en rojo cuando se cierra, lo haga. Eso indica que el automóvil está en modo seguro ya que se abren las puertas, el vehículo activará la alarma.  Además compruebe que las puertas están realmente cerradas, espere más de 20 o 30 segundos y luego puede retirarse.

Y al observar a personas en actitud sospechosa cerca del estacionamiento, llamar a la línea 101.