En la madrugada del 30 de mayo de 2019, Mafalda Secreto, una reconocida costurera de entonces 62 años, decidió terminar con el calvario que sufría: su marido la golpeaba, la drogaba y la explotaba sexualmente. Ella ese día lo mató con el mismo revólver con el que él la amenazaba.

Su propio hermano fue quien la denunció cuando Mafalda le pidió ayuda para deshacerse del cuerpo que descuartizó. De hecho, estuvo un tiempo detenida en la Unidad Penitenciaria Nº 47 de San Isidro pero luego fue beneficiada con la prisión domiciliaria a la espera del juicio.

A tres años del crimen, este lunes 6 de junio comenzará a ser juzgada en el Tribunal en lo Criminal Nº 1 de Pergamino. Mafalda Secreto será juzgada por el homicidio de José Luis Arena, sucedido en mayo de 2019, cuando lo mató a disparos y lo descuartizó.

Hoy en día, Mafalda Secreto enfrenta el delito de Homicidio Agravado por el Vínculo, por lo que la Justicia definirá qué sucede con su situación penal. Podría recibir una pena de entre 10 y 25 años de cárcel.

“Mafalda no está nerviosa porque sabe que si no disparaba, era ella la que hoy estaba muerta”, argumentó su abogada, Raquel Hermida Leyenda, en diálogo con TN. Y según explicó, fue la reacción de una mujer desbordada por ser “estafada, golpeada, drogada y prostituida” por su esposo durante años.

En tanto, entre las pruebas que presentarán ante el Tribunal, Hermida Leyenda remarcó que el hombre asesinado por su defendida tenía antecedentes penales, se dedicaba a la trata de personas y era adicto a las drogas.

Mientras que Mafalda desconocía su prontuario al comenzar la relación y tan solo se dedicaba a trabajar en un taller de costura con empleadas a su cargo, en el momento en el que ocurrieron los hechos.

Con información de La Voz

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!