Un sacerdote condenado por abuso sexual en la provincia de La Pampa es enjuiciado desde este jueves en los tribunales de Trelew, acusado de hechos ocurridos en esta ciudad, hace una década.

El tribunal de juicio es presidido por la jueza María Tolomei, junto a los vocales Marcelo Nieto Di Biase y Mirta del valle Moreno, quienes tienen a su cargo el proceso contra un hombre identificado por sus iniciales como H.C. y a quien se acusa de haber cometido cinco delitos vinculados con delitos de integridad sexual.

Al sacerdote se lo imputa como autor de abuso sexual simple aprovechándose que la víctima no pudo consentir libremente la acción agravado por la calidad de autor por haber sido cometido por ministro de un culto reconocido -un hecho-,  en concurso real con abuso sexual doblemente agravado por haber sido cometido con acceso carnal, mediante amenazas y violencia, aprovechando que la víctima no pudo consentir libremente la acción y mediante abuso intimidatorio de una relación de autoridad, todo ello agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto reconocido (cuatro hechos en concurso real); todo ello en concurso ideal con la figura de promoción de corrupción de menores de dieciocho años de edad, agravada por mediar amenaza y abuso de autoridad.

Alegatos de inicio

En el comienzo de la jornada se presentaron los alegatos iniciales por parte del ministerio público fiscal, organismo que estuvo representado por la fiscal general, Silvia Pereira y el fiscal, Rubén Kohler. Mientras que por el imputado hicieron lo propio los defensores particulares Martín Castro y Rodrigo Miquelarena.

La fiscalía hizo una introducción a la teoría del caso, adelantando detalles de modo, circunstancia y lugar en que se produjeron los cinco hechos, que datan desde mediados del año 2011 hasta el 2012, cuando la víctima tenia 14 o 15 años y acudía a una capilla del barrio San Martín de la ciudad de Trelew donde se realizaban actividades, sumándose a otras que se desarrollaban en la agrupación de exploradores de Don Bosco. En ese contexto y durante esos años se produjeron los ultrajantes ataques que le imputan a H. C.

La fiscal dejó en claro que van a probar la autoría de los delitos imputados, también que la víctima padece un leve pero notorio grado de discapacitad, y que por esa situación de vulnerabilidad, le impidió consentir la acción. Sumado a ello, agregó que producto del ataque sexual, la víctima no pudo elegir libremente el modo de iniciar su vida sexual. “Actos perversos, prematuros y excesivos que pudieron afectar su normal desarrollo sexual”, graficó para finalizar la fiscal Pereyra.

Por su parte el fiscal Rubén Kohler hizo un pormenorizado relato de los hechos que cronológicamente sucedieron y en los lugares que tuvieron lugar las vejaciones. 
A su turno, la defensa de H. C. adelantó que luego de escuchar los alegatos de la fiscalía, podrán probar a lo largo del debate oral y público la falta de responsabilidad de su defendido por los cinco hechos imputados.

Etapa probatoria

La jornada de ayer concluyó con el inicio de la presentación de la prueba, continuando hoy 5 de noviembre del corriente, respecto de la documental, informativa y testimonial. 

Las partes informaron al tribunal que estiman en una docena la cantidad de testigos que cada una presentará y se prevé terminar esta etapa a mediados de la semana próxima.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!