En la jornada de este martes, comenzó el juicio por un caso de abuso sexual agravado por acceso carnal de una menor de 13 años en la modalidad de delito continuado, ocurrido en el año 2019 en una escuela rural.

La fiscal María Bottini, acompañada por la funcionaria Cecilia Bagnato introdujo al Tribunal en la temática del caso que buscará probar en el debate. Los jueces Jorge Criado, Martín O’Connor y Ricardo Rolón, integran el tribunal de juicio.

La Fiscalía buscará probar que Marcelo Sebastián Fernández, al comienzo del ciclo escolar de 2019 se desempeñaba realizando tareas de mantenimiento en una escuela rural, donde también asistía la víctima. Él contaba con 37 años y la niña 12.

Bottini planteó que el imputado se valió de su mayor edad, madurez psicosexual y función en el establecimiento educativo, para facilitar el contacto con la niña. La enamoró y mantuvo un vínculo por un lapso de aproximadamente cinco meses hasta la fecha de la denuncia.

Los hechos fueron calificados por la Fiscalía como constitutivos de abuso sexual agravado por el acceso carnal de menor de 13 años de edad en la modalidad de delito continuado.

Daniel Sandoval negó los hechos. Dijo que el imputado trabajaba en el mantenimiento del edificio los fines de semana y no tenía ningún contacto con los alumnos.

También rechazó la existencia de una relación sentimental o de cualquier tipo con la víctima. Añadió que en la fecha de los hechos su defendido no tenía residencia en la localidad donde vive la víctima.

El imputado negó cualquier relación con la niña, detallando que tampoco hubo contacto con ella mediante redes sociales. Habló de su modalidad de trabajo y procuró despegarse de los hechos acusados.