COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El fin de semana, la Fiscalía de Comodoro Rivadavia intimó al Hospital Regional a ingresar un paciente con coronavirus que estaba esperando en una ambulancia para ser internado. Se envió un oficio luego de que médicos denunciaran que se impedía el ingreso de pacientes con problemas respiratorios graves diagnosticados con covid. Ante esta situación, las autoridades sanitarias explicaron que  "el servicio está colapsado", a la espera de que se libere una cama para internar a otro paciente.

Juan Carlos Caperochipi, jefe de fiscales se refirió a la intervención de la Fiscalía, y explicó que por un lado, ya está la denuncia que seguirá el curso formal de investigación “nos llamaron indicando que un paciente no podía ser ingresado al hospital y había sido rechazado en las clínicas privadas”. Ante esta situación, indicó que decidieron intervenir y destrabar la situación, y finalmente se produjo la internación. “La investigación de la causa penal si existieron delitos o no, y quienes son los responsables va por un lado”, indicó. Mientras destacó, que por otro lado, está la solución del problema.

“Lo que salta a las claras es que había una persona con problema de salud, en el marco de una pandemia, dando vueltas por los nosocomios y las clínicas sin poder ingresar a ninguna”, puntualizó el fiscal. Mientras afirmó que “han fallado algunos mecanismos que tendrían que estar previstos a esta altura, que tenga que ver con derivación o centralización de la información y no estar golpeando puerta por puerta a ver dónde lo pueden ingresar”, dijo.

Caperochipi además indicó que se buscará poder entrar en una comunicación  con autoridades de salud locales tanto públicas como privadas “para llega a una solución del tema o asegurar al menos que esto no se va a volver a producir, estamos en el peor momento de la pandemia, esto nos pone a todos en vilo. Hay una causa penal pero trataremos de coordinar para  que esto no vuelva a ocurrir”, manifestó.

Por último, explicó que estos lamentables episodios ya se registraban con anterioridad “son frecuentes los llamados la guardia de la fiscalía, por un traslado que falló, una derivación, o porque no quieren ingresar a una persona, esto se da desde siempre. La respuesta que damos generalmente es que es un problema de salud pública y no que la justicia deba resolver, por lo menos fiscalía”.