SARMIENTO - El juez Jorge Novarino, formalizó la investigación preparatoria de juicio contra Diego Fabián Ríos, un hombre de 30 años imputado como presunto autor del delito de tenencia de arma de fuego de uso civil sin autorización legal. Asimismo, el magistrado no hizo lugar a los pedidos de nulidad y ofrecimientos de reparación, peticionados por el abogado defensor del Ministerio Publico de la Defensa. Por último, otorgó un plazo de seis meses, para que la fiscalía concluya sus tareas investigativas.

La audiencia judicial se realizó a través de videoconferencia. El funcionario Ezequiel Castro Albornoz, el juez Jorge Novarino y el abogado de la defensa pública Marcelo Catalano, hicieron las intervenciones desde sus oficinas de trabajo, mediante conexión remota. La operatoria del sistema estuvo a cargo de los funcionarios de la Oficina Judicial. El detenido participó del acto judicial desde su lugar de detención, utilizando un teléfono celular de las autoridades policiales.

El hecho se registró el 31 de julio, a las 2.10, en la intersección de las calles Ameghino y Roca de la localidad de Sarmiento. Según consta en la pieza de apertura, el personal policial dependiente de la División de Seguridad Rural, se encontraba de recorrida prevencional a bordo del móvil policial identificable.

En este contexto, los agentes interceptaron un vehículo Renault 12, conducido por Diego Fabián Ríos. Asimismo, indicaron que el procesado circulaba en horario no permitido, conforme las reglamentaciones vigentes en torno a la pandemia por COVID-19.

A ello agregaron que el imputado no contaba con la documentación del auto (licencia de conducir, seguro del rodado, y documentación relativa a la propiedad). En este marco, Ríos descendió del rodado, y fue palpado por los empleados policiales. Los investigadores indicaron que en el bolsillo delantero derecho de la campera, hallaron tres cartuchos a bala calibre 32 S&W marca “CBC” con proyectil de plomo desnudo.

Luego, los efectivos policiales alumbraron hacia el interior del rodado, y constataron la existencia de una mochila. Cuando le solicitaron a Ríos que exhiba su interior, encontraron un arma de fuego, tipo revólver, calibre 32 largo, modelo “Long CTG”, sin cartuchos a bala en su tambor almacén cargador. Por último, sostuvieron que el imputado no contaba con la debida autorización legal para la tenencia del arma de fuego.

En otro orden Castro Albornoz, explicó que la agraviada por la conducta desplegada por el imputado resulta ser la Administración Pública Provincial. También pidió que se declare legal la detención. Con respecto a la calificación legal provisoria escogida por la Fiscalía, sostuvo que es la constitutiva del delito de tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil en calidad de autor.

El juez rechazó consecuencia, rechazó los pedidos de nulidad y de reparación, propuesto por el representante del Ministerio de la Defensa Pública, informó la Fiscalía.