Un vehículo fue secuestrado esta mañana en el barrio Pietrobelli de Comodoro Rivadavia, luego de que se lo detectara haciendo maniobras peligrosas y circulando a gran velocidad.

Según los reportes policiales, tras recibir una denuncia anónima sobre la situación ocurrida en la calle Chaco al 1400, personal policial se hizo presente para constatar la situación, y tras ser comprobada la misma se procedió a detener el auto que la protagonizaba.

En base a lo explicado, efectivos de la Seccional Segunda detectaron importantes signos de ebriedad en el conductor, motivo por el cual convocaron a personal de tránsito para intentar realizarle un test de alcoholemia, el cual fracasó en tres oportunidades debido al estado de intoxicación de quien manejaba.

A raíz de esta situación se procedió a labrar un acta de infracción al responsable, identificado como RSC, y secuestrar su vehículo.