BUENOS AIRES (ADNSUR)- El viernes, un grupo de 14 personas que se encontraba violando el aislamiento obligatorio por el coronavirus, golpeó a dos policías en Glew. Ambos efectivos quedaron internados, mientras que a uno de ellos le robaron el arma reglamentaria. La Policía capturó a cinco acusados por el caso y recuperó la pistola.

El reporte lo hizo un vecino que llamó al sistema de emergencias 911 para denunciar que en pleno aislamiento se realizaba una celebración con mucha gente, que rompía con las restricciones dispuestas por el Gobierno, según detalló TN Noticias.

Primero llegó un policía al lugar, que luego pidió apoyo. Iban a asistirlo otros dos efectivos, un oficial y un subteniente de la Policía Bonaerense. Antes de llegar, se cruzaron con cuatro personas que incumplían la cuarentena. Les pidieron el certificado para circular y como no lo tenían les comunicaron que iban a demorarlos.

Los infractores se resistieron y llamaron a diez personas, que atacaron a golpes a los agentes y a uno de ellos le robaron el arma reglamentaria. A raíz de las lesiones, primero los trasladaron a la Unidad de Pronta Atención (UPA) 5 de Longchamps y luego al Hospital Lucio Meléndez de Adrogué.

Detuvieron a cinco acusados de incumplir las restricciones y atacar a los policías. Son mayores de edad, y en uno de los procedimientos recuperaron la pistola reglamentaria Bersa Thunder 9 mm que le habían robado a uno de los efectivos.

La investigación quedó a cargo del fiscal Lorenzo Latorre, de turno en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Lomas de Zamora. Caratuló la causa como "resistencia a la autoridad y robo agravado".