TRELEW (ADNSUR) - El jefe de Policía, Miguel Gómez, informó que del almacén se llevaron la caja registradora, unas cervezas y los teléfonos celulares de los propietarios del lugar. Fue en un hecho perpetrado a punta de pistola en un mercado cercano al barrio Abel Amaya. En tanto, la empresa de colectivos asaltada fue “El Ñandú”, en el parque industrial. Ahí entraron varios delincuentes, encañonaron y golpearon a un encargado; lo dejaron atado y, según la policía, no se llevaron nada. Todo ocurrió en pocos minutos la noche de este martes. Unas horas después cayeron cinco sospechosos a los que las autoridades les endilgan ser los autores de los dos atracos.

Las detenciones fueron realizadas en el acceso a una vivienda de la calle Pecoraro casi avenida Colombia. Allí pretendían ingresar los cinco ocupantes de un Renault 12 luego de intentar escapar de la policía, pero no pudieron y terminaron presos.

Gómez informó a Radio 3 que adentro del vehículo había un arma de fuego y que hallaron los celulares y las botellas de las cervezas que habían sido sustraídas en el asalto a un mercado de la calle 25 de Mayo al 3000, en la zona sudoeste de Trelew.

Allí el atraco fue alrededor de las 21,30 cuando dos delincuentes armados se introdujeron al lugar detrás de un chico de 12 años para sorprender al yerno del propietario que en ese momento se encontraba atendiendo el negocio. A este hombre lo golpearon, le apuntaron con dos revólveres para llevarle la caja registradora con unos 7.000 pesos dentro.

También se sirvieron algunas bebidas alcohólicas como por ejemplo botellas con cerveza—antes de retirarse del lugar.

Momentos antes en el parque industrial de Trelew, en las instalaciones de la empresa de transporte de pasajeros “El Ñandú” había pasado prácticamente lo mismo.

La policía responsabiliza a los capturados en la calle Pecoraro de ser los autores de los dos hechos y una fiscal lo avalaría, por lo que en las próximas horas en tribunales serían sometidos a una audiencia de control en la que desde la acusación les pedirían a los cinco la prisión preventiva.