Tres hermanos fueron rescatados luego ser arrastrados por el viento y quedar a la deriva en el Lago Epuyén el miércoles por la tarde cuando paseaban en kayak. 

 Los jóvenes estuvieron casi tres horas varados en medio del lago. Un cuarto hermano logró llegar hasta la costa por sus propios medios.

Según pudo saber ADNSUR, cerca de las 19:30 la guardia de la Comisaría de Epuyen recibió un llamado alertando sobre un accidente en Kayak en inmediaciones del puerto Municipal Puerto Bonito, un joven había caído y hacia maniobras desesperadas porque no lograba subirse.

Y en un segundo kayak otras tres personas no podían regresar a la costa, porque el oleaje provocado por el viento los había dejado  varados del otro lado del lago, donde solo se accede con embarcación. 

Al llegar hasta la zona, la policía se encontró con el hombre que había caído el kayak y que gracias a la corriente, había podido regresar a la costa. Se encontraba en buen estado de salud y relató que se había caído en dos oportunidades  producto del viento en la zona.

El joven relató que sus hermanos que se movilizaban en el segundo kayak  y que también  producto del viento no pudieron retornar a la costa y fueron arrastrados hasta el otro lado del lago.

Un policía y un bombero ante la falta de una embarcación, se subieron a kayaks y fueron en la búsqueda de los tres jóvenes para saber cómo estaban, fueron encontrados en  buen estado de salud y  solo nerviosos por la situación vivida.

Tras conseguir con un poblador una embarcación, lograron rescatar a los tres jóvenes cerca de las 22 horas. Se constató que no sufrieron lesiones. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!