CORCOVADO (ADNSUR) - Luego de varias denuncias de vecinos de Corcovado contra la policía por "apremios", el ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni dispuso el traslado de todos los integrantes de la Comisaría de la localidad.

Ante una serie de denuncias que le llegaron a través de redes sociales, según indicó el funcionario, se tomó la decisión. Además destacó que los fiscales de la región le comentaron que tienen también varias presentaciones por apremios que son investigadas en ese ámbito.

Una de las denuncias fue la de un joven que a través de redes sociales contó que el personal policial del lugar  lo habría perseguido y golpeado tres oportunidades. Ahora sólo quedaría el Jefe policial, porque asumió hace pocos días. 

Al respecto, Massoni señaló que se trata de localidades chicas y no es difícil individualizar a los protagonistas, pero para evitar más inconvenientes decidió remover del lugar a todos los efectivos de la fuerza, lo que estaría concretado para el viernes. "Se dispuso el cambio todos los integrantes de la comisaría, queda sólo el comisario" remarcó.

Asimismo, indicó que tomó contacto con la familia de una de las personas que denunciaron. "Hablé con la madre de una de las víctimas y me pareció muy razonable lo que me explicó" dijo a El Chubut.

LA DENUNCIA

 

 

El joven relató que: "hoy decido hacer esto público porque ya es la cuarta vez que me pasa. La primera me secuestraron mi auto y le pusieron azúcar al motor para que se rompa, la segunda me volvieron a secuestrar el auto y me agredieron físicamente (esa vez solo fue una cachetada). La tercera no solo me secuestraron el auto sino que también me golpearon, causándome una abertura en la cabeza, la cual tuvieron que hacerme puntos y me robaron mi celular".

Y destacó que "Todas esas veces la excusa era que andaba en estado de ebriedad o fuera del horario permitido, pero esa no es la manera de actuar y menos contra un pibe como yo, que como todos saben no jodo a nadie, no me meto con nadie, nunca estuve metido en quilombos, jamás uso cuchillo ni agredí a ninguna autoridad, ni siquiera insultos. El pueblo es chico, todos nos conocemos y saben cómo soy".

Según indicó, en la cuarta oportunidad, explicó "fue un caso de total abuso de poder, ya que me estaba yendo a Esquel y tuve un accidente en la ruta, se me fue el auto para afuera, llegaron los policías primero y me llevaron al hospital, desde el hospital la doctora que me atendió (que fue testigo de todo), dijo que estaba bien, que no me había pasado nada", aunque al salir del centro asistencial, sostuvo, "me agarran los policías y me llevan a la comisaría, me meten al calabozo y se acerca un policía que estaba de civil en ese momento, en pantalón corto y sin el uniforme policial, a pegarme sin ningún motivo. Luego de eso me llevan al hospital, y la misma doctora que se da cuenta de la situación me deriva a Esquel y no me entrega a ellos, porque tenía miedo de que me maten", relató.

El joven señaló que todas las denuncias están hechas en Fiscalía, "pero nadie hace nada. La policía de Corcovado tiene dentro de su institución a varios policías corruptos y abusivos que no es necesario dar sus nombres, ya que el pueblo es chico y todos sabes quiénes son (los mismos de siempre). Hoy decido hacer esto público, porque tengo miedo de que si hay una próxima vez, no sé si la cuento", lamentó.