El miércoles pasado, efectivos de la Seccional Cuarta de Puerto Madryn asistieron a una nena de 4 años que estaba en la pileta de su casa flotando y sin respirar. La pequeña sufrió un ataque de epilepsia y fue hallada por su padre.

El hombre rápidamente la cargo en sus brazos y se subió en su auto, la llevó a la salita sanitaria  del barrio Presidente Perón pero estaba cerrada, y en medio de la desesperación, pidió ayuda en la Comisaría.

Los agentes Julieta Peralta, David Davies, Cristina Juárez y Anita Marín comenzaron con las maniobras y lograron que la nena llegue con vida al Hospital, donde quedó internada en Terapia Pediátrica.

Tras varios días de internación, este martes por la noche la pequeña falleció producto del tiempo que estuvo sumergida en el agua sin oxígeno, informó Radio 3.

La menor tenía 4 años y tenía Trastorno de Espectro Autista, entre otras cuestiones previas de su salud.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!