Un joven de 30 años molió a golpes a un abuelo que le pidió que bajara la música y le fracturó una pierna.

 El brutal hecho ocurrió el sábado en un edificio de Puerto Madryn, ubicado en la calle Roca al 600. 

El joven se había juntado a la noche con los amigos y siguieron de fiesta hasta la madrugada.

El hombre, de unos 60 años, que no podía dormir por el ruido, fue a golpearle la puerta al vecino para que bajaran un poco los decibeles.

El dueño de casa, en un arrebato de furia, le pegó al abuelo una patada en el pecho, lo tiró al piso y siguió dándole patadas.

El hombre, inmovilizado en el suelo, intentó escudarse como pudo pero el joven seguía golpeándolo en un ataque de furia.

A raíz de estos golpes, el abuelo terminó con una pierna fracturada y fue derivado de urgencia a un centro de atención médica en plena madrugada.

Luego de esto, la Policía allanó el domicilio del agresor, secuestró prendas de vestir e identificó a todas las personas que estuvieron en la fiesta.

El joven quedó detenido acusado de lesiones leves contra la víctima, que fue atacada con saña.

 
 
 
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!