Darío Alberto Monti quedó en libertad en junio, sin embargo, las autoridades no advirtieron que pesaba sobre él una acusación por drogas y que debía permanecer preso hasta el inicio del juicio.  Monti fue quien advirtió el error y consultó con su defensor por la causa pendiente por la que debía seguir.

Monti, con domicilio en Comodoro Rivadavia  fue liberado el 20 de junio por una causa provincial por las las autoridades del Instituto Penitenciario Provincial sobre ruta 3 en Trelew. Las autoridades no advirtieron que tenía una causa por comercio de estupefacientes y que debía permanecer preso a la espera del juicio.

 Las autoridades argumentaron un "error administrativo" sobre esta situación donde un preso quedó en libertad cuando no lo debía , informó Diario Jornada.

Fue el propio Monti quien ya en libertad le preguntó a su defensor público, Sergio Oribones, si no debía presentarse en la justicia federal por la causa de drogas ya que entendía que su libertad era producto de un error. Por lo que su defensor pidió que sea excarcelado de la causa por drogas, en tanto, el fiscal el fiscal Teodoro Nürnberg se opuso al pedido de excarcelación y pidió que Monti sea recapturado.

Finalmente, el Tribunal Oral Federal definió que seguirá libre bajo el compromiso de residir en su domicilio del barrio Stella Maris de Comodoro y no ausentarse sin avisar; presentarse quincenalmente ante la Secretaría de Ejecución Penal del Tribunal; no cometer nuevos delitos, no usar armas ni drogas, ni cometer infracciones de violencia doméstica o de género, ni abusar del alcohol.

La decisión se tomó porque “no se advierte un concreto riesgo de fuga, atendiendo a su arraigo personal y familiar en la ciudad donde el TOF tiene su sede”.