Los delitos por estafas mediante la modalidad de cibercrimen no se toman vacaciones. Esta vez un reconocido escribano de Esquel fue la víctima del delito de suplantación de identidad. Hasta el momento, se detectaron dos damnificados por importantes sumas de de dinero.

El escribano Juan Cruz Lagos tiene un estudio en pleno centro de la localidad cordillerana y resultó damnificado luego de que  delincuentes lograron robarle su cuenta de WhatsApp y ofrecieran dólares a sus contactos a precios mejores que los del mercado "paralelo", según publica Diario Jornada.

La fiscalía de CiberDelitos constató hasta ayer miércoles que dos personas cayeron en la estafa: una por un valor de $ 300.000 y otra de $ 120.000. 

 El fiscal a cargo de la investigación, Carlos Richeri indicó que por estas horas se trata de establecer otros damnificados. “Estamos trabajando contrarreloj, porque manejan varias cuentas (bancarias). Logramos frenar dos, y hay más”, señaló y alertó a la población sobre este tipo de estafa.

A principio de febrero de este 2022, el Ministerio Público Fiscal había alertado sobre nuevos casos de estafa mediante el robo de la cuenta de WhatsApp, tras recibir tres denuncias de personas que fueron víctimas en las primeras semanas de 2022.

En tanto, en Esquel se registraron nueve denuncias durante enero por esta nueva modalidad de robo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!