Este miércoles, Héctor Rivas fue declarado autor penalmente responsable del delito de privación ilegal de la libertad en grado de tentativa, dos hechos y condenado a la pena de siete meses de prisión de efectivo cumplimiento tras intentar secuestrar dos menores de 10 y 11 años, cuando jugaban en una plaza en Trevelin.

Rolón consideró que la prueba principal en el caso son los testimonios en cámara especial de los menores víctimas en ambos hechos, fueron las únicas personas (además del sindicado) que estuvieron en el lugar y sufrieron los acontecimientos.

“Me quedó claro que estos testimonios contienen una imponente fuerza probatoria superaron holgadamente el análisis de la coherencia interna y externa, como lo exige nuestro Alto Cuerpo de la Justicia Provincial”, indicó el juez.

Chubut: intentó secuestrar a dos nenes que jugaban en la plaza y estará preso siete meses

En su análisis del relato, el magistrado indicó que este se acopla perfectamente con el resto de la prueba rendida y con los demás indicios.

INTENTÓ SECUESTRARLOS

Rolón tuvo por probado con la certeza exigida para la instancia que el 17 de marzo de 2021, en un horario comprendido entre las 19:30 y las 20:10 hs. en la zona de la canchita del Barrio Vialco ubicada en calle Tehuelches y Río Percy, en circunstancias en que el ciudadano Héctor Rivas procedió a acercarse a unos niños que se encontraban sentados en el camión estacionado, entre los que se hallaban uno de 11 y otro de 10 años de edad, dirigiéndose a éste último le dijo que conocía a su padre e inmediatamente lo toma de la muñeca, quién logra zafarse y salir corriendo y se refugia en la casa de su tía.

Posteriormente el nombrado Rivas se dirige por calle Los Rifleros y vuelve a entrar al barrio por calle Cacique Nahuelpan, se cruza con el niño de 11 años y le pide que se vaya con él, que tenía una casa con pileta, lo agarra de la muñeca, el niño le dice que sí cuando se da vuelta este sujeto, logra liberarse empujándolo y le propina golpes de puño y patadas, y sale corriendo pidiendo ayuda a una vecina.

Esta contuvo a los menores en su vivienda dando aviso a la policía. Acuden los uniformados, lo aprehenden en cercanías del lugar del hecho, cuando trataba de alejarse de esa zona en su vehículo.

ESTABA BORRACHO

La defensora Carolina García puso en dudas que con el grado de intoxicación alcohólica que tenía Rivas esa tentativa fuera idónea, como planteó el fiscal Carlos Richeri, entendiendo que la acción en este contexto en que se llevó a cabo no puso en peligro el bien protegido y como tal no es punible.

El juez consideró que “la conducta de Rivas tuvo la entidad suficiente para consumar el hecho, pero me inclino y acepto la tentativa porque fue lo solicitado por el MPF y es más beneficioso para el imputado y esto basado en las propias características del hecho, en lo que manifiestan los menores que les dijo Rivas para engañarlos cuando los sujetaba de la muñeca.

Lo importante para definir esta privación ilegal de la libertad ambulatoria es la facultad de autodeterminación impedida a los niños, de haber ejercitado una decisión voluntaria contraria a los designios de Héctor Rivas, autor del hecho.

Que fue lo sucedido en ambos casos, cuando Rivas sujetó fuertemente de la muñeca de los menores estos rápidamente o con astucia lograron zafarse y alejarse del agresor.

En ambos casos los sujetos pasivos fueron los niños, el autor no logró su cometido por motivos ajenos a su voluntad por la resistencia eficaz de las víctimas, de este delito simple.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!