PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Fernando Calfunao, de 25 años, fue condenado a dos años y ocho meses de prisión de efectivo cumplimiento por usar perfiles falsos para pedir fotos desnudas a menores.

Se pudo constatar que Calfunao contactaba menores a través de perfiles falsos en la red social Instagram. Les escribía, generaba confianza y les solicitaba fotos en ropa interior, o desnudas. Después las amenazaba con que si no le seguían mandando imágenes, iba a publicar las fotografías.

 

 

El joven de 25 años fue detenido el año pasado. Ya poseía antecedentes por delitos similares. En 2018 cumplió un año de prisión de efectivo cumplimiento por abuso sexual simple, por manosear a una joven. Había salido en libertad hacía pocos meses.

Este martes, fue condenado por el juez Marcelo Orlando mediante juicio abreviado, y reconoció su autoría. La pena serán dos años y ocho meses de prisión de efectivo cumplimiento. También fue declarado reincidente, por lo que no tendrá beneficios de libertad condicional

El delito de “Grooming” está tipificado en el artículo 131 del Código Penal para la persona que “por medio de comunicaciones electrónicas contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”, recordó la Fiscalía.