En la madrugada del sábado 14 de enero, Adalio Mansilla Quinchamán mató y descuartizó a Roberto Verdugo Vargas a la salida de un boliche, en la ciudad de Punta Arenas. Se trata del tercer homicidio que comete el acusado, estando en libertad condicional.

El joven de 21 años se retiró del lugar con otro amigo y nunca más volvieron a verlo. Su familia había comenzado su búsqueda, aunque tuvo un triste final. Vargas fue encontrado sin vida dentro de una casa, ubicada en el sector de la Villa Nelda Panicucci, donde vivía Adalio Mansilla Quinchamán

Según informó Carabineros, alrededor de las 15 horas del sábado, una mujer solicitó la presencia de personal policial, asegurando que su hijo había matado a otra persona.

Roberto Verdugo Vargas fue asesinado brutalmente por Quinchamán
Roberto Verdugo Vargas fue asesinado brutalmente por Quinchamán

Vecinos del lugar aseguraron a La Prensa Austral que Quinchamán habría golpeado puertas solicitando un martillo y un serrucho. Horas después, salió del inmueble con sangre en su ropa. Carabineros confirmó que el principal sospechoso del crimen habría confesado su autoría y aseguró haber descuartizado a la víctima.

El principal sospechoso del crimen habría confesado su autoría
El principal sospechoso del crimen habría confesado su autoría

TRES HOMICIDIOS EN LIBERTAD CONDICIONAL

También conocido como “Caco”, Quinchamán habría cometido este último homicidio mientras gozaba de libertad condicional por un hecho ocurrido en junio de 2015, cuando asesinó a Claudio Donoso Donoso. En aquella ocasión, fue declarado culpable de homicidio y se pidieron 13 años de cárcel, pero logró salir antes.

De acuerdo con la publicación del diario local, cuando todavía era menor de edad, en 2009, el homicida debió cumplir una pena de cinco años de internación en el Complejo de Río de los Ciervos, considerado culpable de la muerte de Óscar Ojeda Loncomilla, crimen cometido en febrero de ese año.

Con fotografías de La Opinión Austral

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!