Los abogados de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi y Ary Llernovoy expondrán su alegato final en tres jornadas, lunes, martes y viernes de esta semana y concluirán con un reclamo de absolución. Para el viernes, la Vicepresidenta tiene previsto hablar ante los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu en uso de su derecho a ejercer su propia defensa por su profesión de abogada, algo que hará también de manera virtual, según fuentes de su entorno.

La expresidenta enfrenta un pedido de condena a 12 años de prisión e inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos por parte de los fiscales federales Diego Luciani y Sergio Mola, como supuesta "jefa" de asociación ilícita y administración fraudulenta.

Cristina Kirchner había solicitado a través de sus abogados ampliar su declaración indagatoria en agosto, luego del pedido de penas de la fiscalía y para ejercer su derecho a defensa por acusaciones que no habían sido incluidas en el requerimiento de elevación a juicio del caso.

El Tribunal rechazó el planteo por considerar que la próxima etapa para escuchar a los acusados serán sus "últimas palabras" durante los alegatos de manera previa al veredicto.

Sin embargo, la expresidenta podrá intervenir para ejercer su propia defensa en el alegato final porque es abogada.

El pedido de condena de los fiscales del lunes 22 de agosto desencadenó los días siguientes manifestaciones de apoyo a la Vicepresidenta en los alrededores de su departamento del barrio porteño de Recoleta, hasta que el 1 de septiembre en medio de una de esas concentraciones Fernando Sabag Montiel intentó asesinarla gatillando un arma a la altura de su rostro.

El atentado falló porque la bala no salió y ahora el autor material y su novia Brenda Uliarte fueron procesados con prisión preventiva como coautores de intento de homicidio calificado.

Tal como publica Télam, los alegatos de las defensas en el juicio que se inició en mayo de 2019 comenzaron el 5 de septiembre y hasta ahora los abogados de los cinco procesados que expusieron reclamaron absoluciones y cuestionaron las acusaciones de la fiscalía.

Esta semana, las defensas del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y del exsubsecretario de Obras Públicas Abel Fatala reclamaron absoluciones por inexistencia de delito.

Antes lo habían hecho los abogados de tres exfuncionarios de las direcciones nacional y provincial de Vialidad que desempeñaban tareas en Santa Cruz, Héctor Garro, Mauricio Collareda y Raúl Daruich.

La defensa de De Vido argumentó que un Gobierno elegido por el voto popular no puede ser considerado una "asociación ilícita", como postuló la acusación y además en días posteriores recusó a uno de los jueces del TOF2 Giménez Uriburu por temor de parcialidad.

Lo hizo luego que el magistrado usó el reinicio de la audiencia dedicada al alegato tras un breve cuarto intermedio para dar una explicación vinculada a las razones por las que en una de las jornadas de juicio exhibió un mate con el logo del equipo de fútbol amateur "Liverpool".

Este equipo que integraba el juez junto al fiscal Luciani disputó partidos en la quinta Los Abrojos, propiedad del expresidente Mauricio Macri.

La defensa de Cristina Fernández recusó al juez y al fiscal cuando se supo de esta circunstancia pero el planteo fue rechazado y ahora está pendiente de resolución un recurso de queja en la Cámara Federal de Casación.

La defensa de De Vido, por su parte, recusó ahora a Giménez Uriburu por supuesto temor de parcialidad, situación que también quedó a la espera de una resolución.

De Vido tiene un pedido de diez años de prisión por parte de la fiscalía en el juicio en el que se debaten supuestas irregularidades con la adjudicación de obra pública nacional en Santa Cruz a empresas del también acusado Lázaro Báez entre 2003 y 2015.

Tras el alegato de la Vicepresidenta, restará escuchar a las defensas de otros seis procesados, entre ellos la del empresario y dueño de Austral Construcciones Lázaro Báez, también con pedido fiscal de 12 años de cárcel.

También falta escuchar a las defensas del ex titular de Vialidad Nacional en el kirchnerismo, Nelson Periotti y del ex Secretario de Obras Públicas José López, quienes al igual que De Vido enfrentan un pedido de diez años de prisión por parte de la fiscalía.

Una vez que concluyan los alegatos se abrirá una etapa conocida como de réplicas y dúplicas de las partes, para luego dar inicio a las últimas palabras y finalmente el veredicto.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!