RAWSON (ADNSUR) - Los jueces César Zaratiegui y Mirta Romero definieron que Natalia Mac Leod, esposa de Diego Correa imputada en la causa Embrujo, siga con arresto domiciliario y con tobillera electrónica. El pedido de domiciliaria fue rechazado, en cambio, en el caso de Sandro Figueroa, su tío y otro de los imputados en la causa que investiga presunta asociación ilícita, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. 

Los jueces definieron que la esposa de Correa siga en prisión domiciliaria mientras que Sandro Figueroa seguirá detenido

Natalia Mac Leod esperará así el juicio oral y público con arresto domiciliario, mientras que Figueroa seguirá en prisión preventiva.

El abogado de ambos, Fabián Gabalachis, había pedido la prisión domiciliaria en una audiencia este martes y los jueces debían definir hoy a la mañana.

Natalia Mc Leod es madre de dos hijos de 11 y 15 años de edad que actualmente viven con su abuela en Trelew.

La imputada estaba detenida desde marzo pasado en la Comisaría de Playa Unión y su estado de salud psicofísica se ha deteriorado, según consta en distintos certificados médicos avalados además por profesionales forenses que incluso aconsejan mejoras en su situación de detención, tal como informaron fuentes de la Fiscalía este martes.

Gabalachis insistió además que la imputación contra ambos (integrantes de una asociación ilícita, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito) son cargos que “merecen ciertos cuestionamientos constitucionales” y que el mínimo de las penas previstas hacen posible el arresto domiciliario teniendo en cuenta los ocho meses que los imputados llevan detenidos.

“La prisión preventiva no tiene que convertirse en el cumplimiento de una condena”, había dijo Gabalachis en alusión a la cercanía del juicio oral y público previsto tentativamente para febrero y que, tal como anticipó ADNSUR días atrás, contaría con la participación de 233 testigos.