RAWSON (ADNSUR) - El 11 de octubre de 2019 Daniela Souza fue condenada a 4 años de prisión en el marco de la Causa Embrujo, que investigaba una presunta asociación ilícita que manejó a discreción fondos públicos provinciales. Souza fue encontrada penalmente responsable formar parte de la banda que lideraba Diego Correa.

Souza se encuentra detendia en la Comisaría de playa Unión, y su abogado defensor  presentó un "habeas corpus" para evitar que fuera trasladada a otra dependencia, ya que existía la posibilidad de que su celda sea utilizada para encerrar a Laura Vargas, imputada por un homicidio y con informes policiales negativos sobre su comportamiento desde que está tras las rejas, informó Jornada.

Tras valorar su buen comportamiento y dar señales positivas de someterse al régimen de detención, la jueza de garantías María Tolomei resolvió que Souza continúe detenida en Playa Unión, pero rechazó el pedido de prisión domiciliaria realizado por Souza debido a que -cuando gozaba de él y era aún imputada en la causa- lo viloó para visitar a su amiga Natalia McLeod, también imputada.

En este sentido, el 9 de marzo próximo la Camara de Impugnación de Trelew deberá resolver si le brinda el beneficio del arresto domiciliario, teniendo en cuenta su buena conducta y la proximidad de cumplimiento de la mitad de la condena impuesta.