RAWSON (ADNSUR) - Daniel Souza, una de las imputadas en el marco de la causa El Embrujo, que investiga presunta asociación ilícita y defraudación al Estado, continuará en prisión preventivo hasta el inicio del juicio, el próximo martes 18.  

Así lo resolvieron este mediodía los jueces César Zaratiegui y Mirta del Valle Moreno, quienes no hicieron lugar al pedido del abogado defensor Damián D’Antonio, que había solicitado una morigeración de la medida.

En el inicio de la audiencia se esperaba la presencia de otro de los imputados, Juan Carlos “Tato” Ramón, pero sólo estuvo presente su abogado, Omar López, quien luego se retiró al confirmarse que el imputado continuaría en prisión domiciliaria hasta el juicio, informó Jornada.

El defensor Damián D'antonio pidió la morigeración de la medida de prisión preventiva que pesa sobre Daniela Souza, basando petición en el principio de igualdad con otros imputados que obtuvieron ese beneficio. 

"La situación de detención de Daniela Souza es muy mala", dijo D’Antonio. Detalló que la imputada estuvo tres meses en la comisaría de Puerto Pirámides y otros tres meses más en la comisaría de Playa Unión, en ambos casos "en celdas muy pequeñas afectando su estado de salud psicológica y física”.

El abogado defensor mencionó que se han realizado todas las diligencias necesarias y ya no existe riesgo procesal, por lo que reiteró el pedido de prisión domiciliaria, exponiendo que era “probable que el juicio no se inicie en la fecha prevista”

El Ministerio Público Fiscal, representado por los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams, afirmaron que debía sostenerse la prisión preventiva. Afirmaron que la imputada perdió la posibilidad de principio de igualdad que mencionó el defensor al momento de no cumplir con las medidas que le fueron solicitadas, violó las condiciones de prisión domiciliaria y se reunió con otra imputada por la causa.

Recordaron que la expectativa de pena para Daniela Souza en el caso de que se comprueben los cargos en su contra podría llegar a los cinco años de prisión.