El hecho por el cual se acusa a Pross ocurrió durante la noche del día 20 de julio del año 2018 en un lugar ubicado entre las calles 25 de mayo, entre Alberdi y Subcomisario Morales, donde se encuentra la cancha de fútbol denominada “La Usina”. Allí, según la teoría muerte fiscal, el acusado habría dado dado a Banza tras efectuarle varios disparos de arma de fuego, de los cuales, por lo menos nueve impactaron en la víctima.

Este martes, en una nueva jornada de debate por el juicio oral y público, la fiscalía solicitó la declaración de culpabilidad para Axel Pross como autor de homicidio agravado, mientras que la defensa del único imputado solicitó su absolución.

El tribunal integrado por los jueces Daniel Pérez, Alejandro Rosales y Luis María Pintos dará a conocer el próximo jueves 24 de junio su veredicto en el marco del juicio oral y público por el homicidio de Cristian Banza, y en el cual la única imputación recae en Axel Pross.

Durante la jornada de este martes, las partes efectuaron sus alegatos y mientras la Fiscal General Andrea Vázquez pidió que se declare a Pross responsable del "delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de dos o más personas en concurso ideal con hurto calamitoso", los defensores públicos Gustavo Antúnez y Marcelo Catalano solicitaron la absolución de su defendido

En el inicio de su alegato, la fiscal Vázquez informó a los jueces que no se había logrado reunir la suficiente prueba para verificar la existencia del agravante del homicidio por promesa remuneratoria, tal cual se había imputado al principio del juicio.

Dijo que uno de los testigos se desdijo de su declaración durante la investigación y declaró ante el tribunal que "fue una broma" la versión sobre un ofrecimiento de dinero para matar a Banza, en tanto que otras dos personas no se presentaron a declarar, por lo cual solicitó la absolución por dicho agravante.

Respecto al homicidio agravado, afirmó que durante el juicio se pudo probar con certeza suficiente, a partir de testimonios y pruebas, tanto documental como científica, que Pross junto a otras dos personas citaron a Banza en la cancha de La Usina para darle muerte y sostuvo que fue un plan organizado a dicho fin.

En ese contexto, habló sobre el perfil de la víctima en cuanto a su adicción a las drogas y su relación con el acusado, quien le proveía de cocaína. También indicó que Pross sabía que aquel día Banza regresaba de sus vacaciones y expuso en detalle sobre las comunicaciones a través de llamadas y mensajes que intercambiaron ambas personas antes del momento de la muerte del dueño de la distribuidora 7 de agosto.

Para la fiscal, en el lugar del hecho Banza se encontró en una situación de indefensión ante tres personas armadas que “participaron de la ejecución, estuvieron en el momento y tuvieron presencia activa, concretando el plan ya previsto, con intencionalidad de matar. Todos tuvieron el dominio del hecho ”sostuvo Vázquez, a la hora de involucrar a Pross como una de esas tres personas.

Los padres de la víctima

Tras el alegato de la fiscalía, Néstor Banza, padre de la víctima, pidió que se haga justicia por su hijo y en el mismo sentido se pronunció la madre del joven asesinado desde Buenos Aires a través de videoconferencia.

Pedido de absolución

El defensor Gustavo Antúnez hizo pie en su alegato sobre el pedido de absolución efectuado por la fiscalía respecto del agravante de la promesa remuneratoria para asesinar a Banza y afirmó que “toda la génesis de la causa giraba sobre eso, la acusación de la fiscalía tenía como piedra angular de su caso la existencia de una promesa de dinero, valores o bienes como recompensa para la víctima ”y que esto no se demostró.

Al mismo tiempo cuestionó los testimonios sobre los que la fiscalía fundamente la imputación del homicidio agravado, afirmando que los mismos "no son categóricos" y al mismo tiempo desarrolló un análisis sobre el impacto que podría haber tenido la presencia de particulares en la escena del crimen antes de la llegada de la policía, afirmando que la misma fue trastocada por los propios familiares de Banza.