CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Rodrigo Curaqueo (19) fue encontrado muerto en la Seccional Quinta de Caleta Olivia donde había sido detenido tras generar disturbios en su vivienda. Luego de conocerse la noticia, su madre denunció que el cuerpo estaba "totalmente golpeado" y dijo que ella misma había llamado a la Policía por violencia familiar "pero no para que lo maten".

El hecho se registró la noche del jueves cuando Rodrigo fue hallado muerto en un calabozo de la comisaría Quinta de Caleta Olivia, donde en las últimas horas se registraron serios incidentes con familiares y amigos de la víctima que atacaron el frente de la seccional.

Caso Rodrigo Curaqueo: familiares y amigos marcharon pidiendo justicia

Fuentes de la investigación informaron que la madre del joven había llamado a la Policía para denunciar que su hijo estaba en estado de ebriedad y la había agredido a ella y a su esposo.

CANAL 2 EN VIVO

"Yo misma llamé a la policía pero no para que lo maten", dijo a los medios locales, luego que le confirmaron la muerte de su hijo y agregó: "Su cuerpito está totalmente golpeado". En este marco, este sábado, los amigos y familiares de Rodrigo volvieron a salir a las calles de Caleta Olivia pidiendo justicia. 

Por el caso ya se apartó a la Policía de Santa Cruz e intervino la perito del Juzgado de Instrucción N° 1, a cargo del doctor Marcos Pérez Soruco. El cuerpo fue trasladado al Hospital Distrital de Puerto Deseado para realizar la autopsia y se aguardan los resultados porque el cuerpo del joven dio positivo para coronavirus.

"No está confirmado que él haya decidido quitarse la vida. Ayer no me dejaron entrar a la comisaría, me mandaron al hospital y mi hijo no estaba ahí. No quiero que mi hijo sea un Gerez más", había dicho Andrea Muñoz, madre del joven quien relacionó el caso con el de Gustavo Gerez, que apareció muerto y golpeado en la comisaría Primera en 2016.

Conocida la noticia de la muerte de Rodrigo, un grupo de manifestantes atacó con piedras a la comisaría y los uniformados repelieron con balas de goma y gases lacrimógenos.  La comisaría terminó con vidrios rotos, focos ígneos provocados por bombas del tipo molotov y destrozos generados por grupos de manifestantes.

Caso Rodrigo Curaqueo: familiares y amigos marcharon pidiendo justicia

En tanto, el Juzgado de Instrucción 1, a cargo de Marcos Pérez Soruco, informó que, "teniendo en cuenta que los hechos se desarrollaron dentro de una dependencia policial y a fin de garantizar la imparcialidad y objetividad en la investigación", intervino "personal de Criminalística, dependiente de este Poder Judicial".

Según los voceros, el magistrado "está trabajando con Prefectura Naval para las diligencias del caso" y pidió que se instruirán los sumarios correspondientes para esclarecer la situación. Además, el Superintendente de la policía provincial Dante Jattar Abboud, apenas conocido el hecho, se trasladó a Caleta Olivia para interiorizarse de la situación.