CAPITAL FEDERAL -  A pesar de las expresiones de la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, que indicó que se revisaría ese peritaje cuando se reemplazara la cúpula de Gendarmería Nacional, el fiscal de la causa negó que se lo hayan pedido.

Frederic había declarado que "se montó un escenario, se replicó la escena del baño del departamento de Nisman, y eso está dentro del edificio Centinela. Vamos a intervenir, pero no en este momento, vamos a dejar pasar un tiempito; primero tenemos que hacer modificaciones en la jefatura [de la fuerza]".

El fiscal Taiano, a quien el juez Julián Ercolini le delegó la investigación del caso, sostuvo que que más allá de estas declaraciones públicas, no recibió ningún mensaje del nuevo gobierno.

El informe clave de Gendarmería

Nisman apareció muerto en su departamento de Puerto Madero con un tiro en la cabeza el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a Cristina Kirchner por el presunto encubrimiento del atentado contra la AMIA.

El informe de la junta interdisciplinaria de Gendarmería Nacional, de 2017, fue el fundamento central para dar por probado que a Nisman lo asesinaron. Según ese peritaje, lo mataron dos personas, que lo golpearon y drogaron con ketamina, lo cargaron al baño y le dispararon.

Según recuerda La Nación, Gendarmería afirmó en ese informe cosas que no había visto ninguno de los peritos médicos oficiales que revisaron el cuerpo del fiscal -incluidos los del Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema- y discrepó con los resultados de una junta criminalística anterior, de la Policía Federal, que en junio de 2015 había dicho que Nisman estaba solo y de pie cuando se disparó de frente al espejo.

Taiano y Ercolini sostuvieron que no había contradicción entre el informe de Gendarmería y el del Cuerpo Médico sino que Gendarmería, con una mirada integral, había llegado más lejos. Tanto el fiscal como el juez dieron por probado que a Nisman lo mataron. La Cámara Federal confirmó ese fallo de Ercolini.

Fuente: La Nación