CAPITAL FEDERAL - El pasado 12 de diciembre, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ratificó la continuidad de la investigación para esclarecer la muerte de Santiago Maldonado al que se lo vio por última con vida vez huyendo de un operativo de Gendarmería en la Pu Lof de Cushamen (Chubut).

Por unanimidad, los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo convalidaron la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro que reabrió el caso el pasado mes de septiembre, ordenó una serie de medidas de prueba para determinar si no pudo haber existido abandono de persona por parte de los oficiales de seguridad y le remitió el expediente nuevamente al juez Lleral pese a haberse inhibido de continuar.

El 27 de diciembre, la familia de Maldonado rechazó la designación del magistrado: “Otra vez los jueces se nos ríen en la cara. Esta semana fuimos notificados que la Cámara de Apelaciones de Comodoro, que debía designar a un nuevo juez en la causa de Santiago, designó nuevamente al juez Gustavo Lleral, cuando éste ya se había inhibido de ser el juez de instrucción de la causa”, expresaron a través de un comunicado.

En ese mismo escrito se refirieron a Lleral como “el mismo que rechazó todas las medidas de prueba que pidió la familia Maldonado, el mismo que no realizó ninguna investigación ni efectiva ni exhaustiva y mucho menos imparcial, y el que cortó la cadena de custodia del DNI de Santiago y que, en un fallo totalmente abursdo, sentenció que Santiago se había ahogado solo y que no había ningún culpable de ese hecho". “Ahora la Cámara quiere que ese mismo juez siga investigando, cuando ya tiene una posición parcial sobre la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago, y que además nunca le importó investigar realmente el caso”, se agregó.

La abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, terminó recusando a Lleral, argumentando la falta de parcialidad del juez y que la relación con la familia se vio afectada luego de que el magistrado se comunicara telefónicamente con Stella Peloso, la madre de Santiago, previo a conocerse el fallo en el que le manifestaría sentirse “presionado” y “apretado”.

“La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, ¿qué rol pretende que asuma el doctor Lleral si para él no hay delito que investigar? ¿Puede el Poder Judicial de la Nación obligarlo a asumir como juez imparcial cuando el propio Lleral afirma que no lo será?”, cuestionó Heredia en el pedido de recusación.

Por su parte Lleral acusó a la familia por “la pública adulteración del contenido de dicha comunicación” que mantuvo con Peloso, razón por la cual lo “embarga” una “inevitable afección moral”. En el escrito, el magistrado agregó “la configuración de una situación de violencia moral al afectar mis íntimas convicciones, con motivo de cargar con el deber de rever una decisión judicial que entiendo justificada y que, más allá de su revocación, no borra la opinión ya vertida que se erige como motivación indiscutida de mi apartamiento de la causa”.

Finalmente, el último lunes antes de concluir el 2019, Lleral dejó la causa y devolvió el expediente a la Cámara de Comodoro. El magistrado había archivado la causa hace un año dando por hecho que Maldonado murió ahogado el 1 de agosto de 2017, sin la participación de terceros.

“Seguimos luchando en desigualdad contra un sistema judicial que en algún momento deberá cambiar, no solamente por el caso de Santiago y por nuestra familia, si no por todas las familias que lo padecen y que no encuentran ni verdad ni justicia”, concluyó la familia en el comunicado.