BARILOCHE (ADNSUR) – Tras permanecer prófugo de la Justicia durante cuatro meses después de ser condenado por abuso sexual, fuerzas policiales atraparon este miércoles a Mario Ricardo Reyes Espina en un campo en cercanías del paso fronterizo León, en la zona rural de El Manso.

El hombre trabajaba en Parques Nacionales y fue condenado en mayo de 2019 a 6 años de prisión por abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso con privación ilegítima de la libertad. Pero el sujeto no quedó detenido de inmediato y tampoco se presentó voluntariamente al Penal 3 de Bariloche como había establecido el tribunal.

Desde entonces se inició la búsqueda con una recompensa por 250.000 pesos que dispuso el gobierno de Río Negro en julio y finalmente ayer se produjo la detención en El Manso.

El Ministerio Público informó que Reyes Espina se encontraba en un campo a unos 40 kilómetros de la ruta nacional 40 y hasta ese punto llegó ayer el fiscal jefe Martín Lozada y el grupo Coer para proceder en su detención.

Reyes Espina, de 37 años, no opuso resistencia y según informó el Ministerio Público, se encontraba en un “adecuado estado de salud”.

El hombre cumplirá su condena en el Penal 3 de Bariloche a donde fue trasladado por agentes del grupo Coer.

Trabajaron en el proceso de búsqueda la Interpol y diversas fuerzas federales, policías pertenecientes a otros territorios provinciales, autoridades migratorias y la propia Policía de la Provincia de Río Negro.

Fuente: Diario de Río Negro