COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El pasado domingo 16 de febrero se cumplió un mes de la desaparición de Victorio Joursin, el abuelo de 74 años que se perdió en Kilómetro 8. A través de su página de Facebook, creada para quienes puedan colaborar con su búsqueda, le llegó un nuevo dato a la familia: una mujer lo habría visto en una avenida de Córdoba Capital a fines del mes de enero.

Días atrás, su hijo Julio pedía ayuda a la comunidad ante la posibilidad de que alguien lo haya levantado en la ruta llevándolo a otra ciudad o provincia. El nuevo dato aportado por esta mujer a más de 1.800 kilómetros de Comodoro Rivadavia abre una nueva esperanza para sus familiares que no cesan en su búsqueda.

"Nos llegó un dato de una señora que aparentemente vio, en la Ciudad de Córdoba Capital, a VICTORIO JOURSIN (74) en avenida Pueyrredón al 100 entre los días 25/26 de Enero", precisan en la página de Facebook.

En ese marco, su familia solicita que quienes tengan contacto en esa ciudad "difundan fotos de nuestra búsqueda" y piden que ante "cualquier dato comunicarse a la comisaría más cercana". 

Victorio se fue de su casa en la tarde del 16 de enero en el barrio Standart Norte, para dirigirse a una huerta que se encuentra a algunas cuadras, pero debido al Alzheimer se habría desorientado. Desde aquel momento lo buscan incansablemente. 

A partir de los relevamientos de cámaras y de la información colectada en base a testimonios se pudo conocer que en dos oportunidades fue sacado del predio del Regimiento 8 por parte de soldados quienes no advirtieron que el hombre estaba perdido y solo buscaba retornar a casa, dejándolo en el camino que se dirige a la escombrera municipal.

También hay registros que lo ubicaron en la zona de Kilómetro 8 pero pese a los esfuerzos y rastrillajes desarrollados por toda la zona norte no pudieron dar con el paradero del hombre. A la búsqueda no solo se abocó la División de Búsqueda de Personas, a cargo del Subcomisario Hugo Morales, sino también toda la familia, amigos, compañeros de trabajo y la comunidad en general sensibilizada ante el hecho.

El sector se rastrilló a pie, a bordo de cuatriciclos y motocicletas, con drones y hasta helicópteros cedidos por Prefectura Naval Argentina y el Ejército Argentino, también toda la zona costera fue revisaba en lanchas pero tampoco se hallaron rastros de Joursin por lo que la búsqueda se concentró en la escombrera, temiendo que pudiera haber fallecido y quedado el cuerpo enterrado por desechos que diariamente son movidos por máquinas.

Así la llegada de perros especializados de la División Canes de la Policía Federal Argentina fue fundamental quienes trabajaron durante varios días  con animales que detectaban restos humanos y personas vivas. Pese a que en principio el rumbo de Joursin se detenía en aquel espacio luego de remover gran cantidad de tierra y desechos con máquinas tampoco fue encontrado, descartando que estuviera allí.

Otros datos daban cuenta de que Joursin habría sido visto en inmediaciones de las avenidas Kennedy y Estados Unidos y así se enfoco la búsqueda en aquel espacio pero los datos no pudieron comprobarse.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!