COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Norma Carrizo, de 54 años vivía en  Comodoro Rivadavia y está desaparecida desde hace casi tres años. Salió de su casa el 22 de diciembre de 2017, tomó un remis hacia Rada Tilly, y al llegar a esa localidad no se supo nada más de ella.

Desde entonces se lleva adelante una intensa búsqueda por todo el país. A lo largo de estos años han surgido datos sobre su paradero en distintas localidades, pero todos fueron descartados. Incluso desde Nación se emitió una búsqueda en todo el país y con una recompensa a quien pueda aportar datos certeros sobre la mujer.

Según pudo confirmar ADNSUR, en los últimos días, la policía de Comodoro Rivadavia comenzó a trabajar sobre un nuevo dato aportado, en el que se indicaba que había sido vista en el exterior, precisamente en Venezuela, pero esto también fue descartado por la Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal).

Leonor Méndez, titular de la Brigada de Búsqueda de Personas de nuestra ciudad, explicó que “recibimos un dato nuevo, lo seguimos trabajando, dimos intervención a  Interpol y se esperan algunos resultados pero ya estaría descartado ese dato”, dijo a ADNSUR.

Y contó que la información que indicaba que podía estar en otro país. “Eso quedó descartado”, afirmó  Méndez, quien aclaró que “cada dato que vamos teniendo lo vamos chequeando, con comunicación constante con la familia”.

Asimismo, destacó que “por eso es fundamental la información que nos pueda brindar la gente por mínimo que sea el dato. Es un trabajo de todos los días, la búsqueda continua activa siempre, se finaliza cuando hay un resultado concreto, las causas no se cierran”, afirmó.

HALLAZGO DEL CELULAR

Cabe recordar que el último dato sobre Norma se conoció en el mes de enero de este año,  cuando tras varios  allanamientos, la policía logró encontrar su celular de la mujer en la ciudad de La Plata, Buenos Aires.

Según relató el hombre que tenía el teléfono, lo encontró en un local nocturno llamado More, en Villa Elisa , donde él trabaja  como seguridad. Dijo que lo encontró tirado arriba de un sillón en el sector de un pub, y desde ahí comenzó a utilizarlo. Tras investigaciones, se comprobó que el aparato había sido reseteado.