Marcos Herreros es el perito contratado por la familia de Marcela López para dar con la mujer desaparecida desde el pasado 22 de mayo, en Río Gallegos, Santa Cruz. Sus perros entrenados, "Yatel” y “Kassie”, demarcaron el último recorrido que realizó Marcela López el 22 de mayo, día en el que fue vista por última vez. El rastro llegó a la casa de su ex pareja, José Luis Balado.  

"No todos los días abrimos la puerta de una casa y encontramos restos óseos de una persona", manifestó el adiestrador en diálogo con LU12 AM680.

Durante los rastreos, los dos perros encontraron un maxilar inferior en la casa de la ex pareja de Marcela. "Uno de ellos estaba semi enterrado, cercano a un horno de barro", detallo según la Opinión Austral. Y agregó que "a primera vista da positivo que son humanos. Ahora resta saber si son de Marcela o de otra persona", agregó.

Los perros lograron rastrear restos óseos en la casa de la ex pareja de Marcela López.
Los perros lograron rastrear restos óseos en la casa de la ex pareja de Marcela López.

A partir de estos hallazgos, fueron autorizados otros procedimientos en una chacra de la ex pareja de Marcela López. En la casa removieron el suelo y encontraron cuatro fragmentos óseos, entre ellos un fémur. También encontraron dos bolsas con cenizas y una botella con un líquido del que se desconocen mayores detalles.

Los restos óseos serán peritados y estiman que hasta 40 días para obtener los resultados que permitan saber si los restos corresponden a la mujer de 51 años.