CAPITAL FEDERAL - Cerca de las dos de la mañana de este jueves, los perros de la policía que participan del operativo para encontrar a M.B. - la nena de 7 años que fue secuestrada el lunes en Parque Avellaneda - marcaron una casilla abandonada en un descampado sobre la Ruta 6. En ese lugar, los investigadores encontraron una almohada, un colchón y un buzo azul de hombre.

A más de dos días y veinte horas de la desaparición de M.B., el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, indicó que a partir de la reconstrucción que lograron hasta el momento se pudo determinar que el sospechoso, identificado como Carlos Alberto Sierra o Carlos Alberto Savanz, de 39 años, estuvo “cerca del zoológico” de Luján, por lo que la búsqueda se concentró en esa zona toda la noche.

Stella, la mamá de M.B., estuvo presente también durante el operativo. Ella fue quien indicó que el buzo encontrado podría pertenecer al cartonero acusado de secuestrar a su hija. Esta afirmación sumada a otros indicios advertidos por los investigadores, comprobaron la presencia en más de una oportunidad del hombre buscado en ese lugar.

Por su parte, Ana Mottino, secretaria de Justicia y Seguridad de General Rodríguez, explicó a TN que “se llegó a través de un rastrillaje con el acompañamiento de familiares de M.B. y al arribar encontraron un lugar precario, en el que hallaron un colchón, una almohada y un buzo”. 

Y agregó: “A la vista de la mamá, reconoce el buzo como que era del imputado”, remarcó Mottino, quien aclaró que la prenda deberá ser peritada para determinar “si la evidencia es acertada o no”.

Este miércoles por la noche encontraron la bicicleta que pertenece al sospechoso en el partido bonaerense de General Rodríguez, pero la familia de la víctima cree que este rodado no fue el empleado en el secuestro. Rodolfo Baqué, abogado de la familia de la nena, dijo a los medios que se trata de “una bicicleta con la que este depredador anduvo hasta el jueves de la semana pasada” y que fue reconocida por los parientes más cercanos de M.B..

El letrado detalló que el vehículo, que tiene un canasto de plástico trasero de color verde agua, fue secuestrado por la Policía frente al zoológico de General Rodríguez. “Él siempre decía que la iba a llevar al zoológico”, recordó Baqué, quien consideró que se trata de una zona que el sospechoso “conoce”.