A 15 días de la desaparición de Guadalupe Lucero, se dieron a conocer dos avances que surgieron como resultado de nueve de los once allanamientos de urgencia ordenados por la nueva fiscal de la causa. La nena de 5 años es buscada en toda la provincia de San Luis.

En principio, se encontró una almohada con una mancha de sangre en la casa de la pareja de la tía paterna de la menor. Además, una gomita con un mechón de pelo que descubrieron en otra vivienda ubicada a muy pocos metros del lugar en el que desapareció Guadalupe.

“Una de las hipótesis es que le podrían haber cortado el pelo para evitar que la gente la reconozca. Se la sigue buscando con vida, pese a que se mantiene la presencia de los canes en los allanamientos. La principal hipótesis es que está cautiva”, señalaron los investigadores.

El jefe de relaciones policiales, Lucas Chacón, precisó que las muestras de cabello obtenidas “aún continúan siendo peritadas” por la justicia, y agregó que anoche se tomaron “seis testimoniales nuevas en la causa, que se completó el peritaje de 28 teléfonos celulares, de nuevos llamados al 911 y se recibió el relevo de la Policía Federal procedente de la provincia de San Juan y de Buenos Aires”.

Hasta el momento son 154 los allanamientos que se han practicado para obtener indicios Guadalupe y 290 los sectores rastrillados, que incluyen los diques Chico, Cruz de Piedra, Potrero de los Funes y La Florida.

Guadalupe fue vista por última vez el 14 de junio en la casa de su tía, en el barrio 544 Viviendas de San Luis, en medio de un festejo de cumpleaños familiar.

Este mediodía, los vecinos volvieron a autoconvocarse para exigir la aparición con vida de la nena de cinco años que lleva 15 días desaparecida en San Luis y por cuya búsqueda Interpol activó una alerta amarilla, informó TN.