RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Un pescador desapareció en Río Gallegos sin dejar rastros y es intensamente buscado. La Policía rastrilló este domingo la zona de la costanera donde solía pescar con su cuñado. Familiares revelaron que Óscar Roberto de Deus "estaba bajoneado". 

El hombre, de 45 años, había llegado a la capital santacruceña en enero desde José C. Paz, en Buenos Aires. Tras esperar casi un año por la cuarentena, llegó a Río Gallegos, donde se casó con Estela, su pareja, según detalla La Opinión Austral.

El hombre y su pareja son hijos de padres brasileros y se conocieron cuando vivía en la provincia de la región centro-este. Ella viajó primero y él tuvo que esperar por el aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El hombre se dedicaba a la pesca junto a su cuñado, con quien solía recorrer la zona de la costanera. Allegados suyos contaron que Roberto, quien fue visto por última vez el miércoles, "estaba bajoneado".

La última vez que se vio con Estela le pidió por favor que no fuera a trabajar. Mientras trabajaba con su cuñado, una astilla se le metió en el ojo y no se sentía bien. Según su hija, él había tomado mate y después se fue. Los vecinos del barrio lo vieron comprar, pero no hay mucha más información, detalló el mismo diario. 

“Él estaba bajoneado por no conseguir laburo y por lo de la astilla; él era así. Siempre lo hacía en Buenos Aires, desaparecía y después aparecía, pera esta vez no aparece”, dijo Estela.

“Siempre iban a a costanera a pescar. Tienen cañas y mi hermano una red. Yo siempre le decía que primero hay que fijarse en Google cómo va a estar la marea. Mi hermano le decía que no se meta porque el barro lo puede chupar”, aseguró Estela. 

VARIOS PERFILES DE FACEBOOK

El hombre tiene muchos perfiles en Facebook. “Siempre se olvidaba las contraseñas y siempre se hacía uno nuevo. Lo usaba para hablar con sus familiares de Buenos Aires nomás”, dijo su esposa al respecto.