SANTA CRUZ (ADNSUR) -  El lunes por la mañana, una familia de la ciudad de Río Gallegos, se vio sorprendida por la presencia de un operativo desplegado por Gendarmería Nacional en su casa. ¿El motivo? , buscaban a un distribuidor de drogas.  “No, no conozco a esas personas, nosotros nos mudamos acá hace poco”, fue lo que le dijeron a los efectivos.

 El insólito hecho ocurrió en una casa en el pasaje Mouesca al 700.   El procedimiento fue ordenado por el Juzgado Federal de Río Gallegos en el marco de una investigación por la venta de drogas, sin embargo, no se habría chequeado si el presunto "dealer" seguía viviendo allí.  

Por lo que a las 11 de la mañana, el personal de la Agrupación XIV de Gendarmería, llegó hasta el lugar e incluso cortó el tráfico en el pasaje, según publica La Opinión Austral.

Los gendarmes ingresaron al inmueble en búsqueda de una persona que se dedicaría al narcomenudeo, pero los  inquilinos aseguraron que, hace unos pocos días, se habían mudado a esa casa y no tenían nada que ver con el allanamiento o la infracción a la ley de drogas. Por lo que el personal debió retirarse.