Alrededor de las 4.30 horas de este jueves, un Fiat 147 ardía en llamas en el barrio 140 Viviendas de Puerto Madryn. 

El vehículo, estacionado frente a una vivienda, fue completamente incendiado y sospechan que se trató de un atentado.

El dueño, un joven de 26 años, estaba durmiendo cuando los vecinos lo despertaron para avisarle que el auto se estaba quemando.

Los Bomberos intervinieron rápidamente en el lugar y apagaron el fuego. No obstante, el Fiat  color blanco quedó calcinado producto de la combustión.

La Policía, que también se hizo presente, intenta dar a los presuntos autores del hecho. Por el momento, no hay ningún detenido.

La causa judicial está caratulada como "daños", y hasta este jueves a la madrugada no había ninguna pista de los autores que lo provocaron.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!