ROSARIO (ADNSUR) - Una joven de 20 años fue atacada por una patota en un boliche el lunes por la noche, en la ciudad rosarina de Arroyo Seco. Se despertó el martes en la cama de un hospital, donde permanece internada con traumatismos de cráneo y abdomen.

Su familia denunció que fue atacada por un hombre y al menos diez mujeres. La mamá de Candela Barrios, contó que encontró a su hija muy golpeada y toda mordida. “Sentí que me estaban matando", fue lo primero que le dijo la joven al despertar, tras el brutal ataque.

Brutal golpiza de una patota a una joven en un boliche: "Sentí que me mataban"

De acuerdo a lo indicado por los familiares, la discusión empezó por un supuesto empujón en el patio del boliche y luego vino una brutal paliza. Un joven con antecedentes penales que estaba con el grupo de mujeres fue quien le dio a la víctima el primer golpe y la tiró al suelo. Después, le siguieron pegando en la cabeza con los tacos de los zapatos.

La pelea siguió más tarde en el estacionamiento del lugar, hasta donde el grupo agresor siguió a la víctima cuando. "Éramos tres contra diez", dijo Agustina, su hermana, que estaba con ella cuando la atacaron. "A Candela le pegaron, le dieron la cabeza contra un auto, una piba la tenía de la cabeza y la otra de los pies mientras le pegaban. Al final, se desmayó y empezó a convulsionar”, señaló a La Capital.

La joven tiene coágulos y una lesión en el estómago, sigue internada y ya fue sometida a una tomografía computada, para determinar las secuelas de los golpes, así lo señaló TN.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!