COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este miércoles se realizó en los tribunales penales ordinarios del barrio Roca la audiencia de incidentes en relación a la tentativa de homicidio de Ángel Zelaya, que tiene como imputado a Alexis Ruiz. El imputado accedió voluntariamente a prestar declaración y aseguró que nunca fue su intención matar a Zelaya.

El imputado realizó un relato del hecho diciendo que nunca quiso intentar quitarle la vida: “Nos fuimos los dos en contra del vidrio”, remarcó.

Presidió el acto jurídico Raquel Tassello, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Gabriela Gómez, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Ruiz fue ejercida por Rosa González y Sandra Pacheco, defensoras particulares del mismo.

Desde Fiscalía pidieron que se mantenga la prisión preventiva que cumple Ruiz, ya que "persisten los peligros procesales y que la causa ya se encuentra acusada", consideró, y agregó que con los elementos recabados en la investigación, existen elementos de convicción suficientes para sostener con probabilidad la autoría de Ruiz en el hecho -calificado provisoriamente como tentativa de homicidio- con una expectativa de pena de 5 años de prisión. Además, remarcó que el hecho tiene características graves, acontecido en la vía pública, y que existe peligro de fuga y entorpecimiento, y que su soltura puede influir sobre testigos

En contraposición, la defensa pidió el cambio de carátula -algo que en esta instancia no puede realizarse- planteó el arresto domiciliario argumentando que Ruiz es camillero del hospital y que su novia está embarazada. Además mencionó que el imputado reconoció que se equivocó al realizar publicaciones en redes sociales mientras estaba preso, y que por esto tuvo una sanción de dejar de recibir visitas. Pero sostuvo que no hay peligro de fuga, ni de entorpecimiento.

Finalmente, la jueza Raquel Tasello sostuvo que es un hecho grave, protagonizado por dos jóvenes, y la fiscalía hizo una investigación muy rápida, ya presentó acusación y esto es muy valorable. Destacó que teniendo 6 meses para investigar, en un mes ya acusó. Aclaró que no se puede cambiar la calificación legal como dice la defensora, sino en otra etapa del proceso, se analizará en la audiencia preliminar.

Finalmente decidió sustituir la prisión preventiva por el arresto domiciliario de Ruiz, imponiéndole la prohibición de comunicarse con testigos por teléfono o por redes sociales, o cualquier tipo de comunicación. Si no cumple con alguno de estos puntos se le revocará el beneficio y pasa de nuevo a cumplir prisión preventiva por incumplimiento de las reglas impuestas, por dos meses o hasta la audiencia preliminar, lo que ocurra primero.