CAPITAL FEDERAL - El papá que dejó a su beba de un año olvidada en el auto durante nueve horas y murió por asfixia seguirá preso pero podrá ir al entierro para darle el último adiós a su hija.

Catalina murió por hipertermia y asfixia tras nueve horas de encierro.

El juez de Garantías de San Martín Alberto Brizuela hizo lugar al pedido de la fiscal y decidió que el padre siga detenido. Es por considerar que puede "entorpecer la investigación" si incitara a su esposa a hacer falsas declaraciones, informó TN.

Sin embargo, el hombre imputado por homicidio culposo podrá ser trasladado desde la comisaría donde se encuentra alojado hacia el lugar donde se realice el sepelio de la nena.

Catalina murió por hipertermia y asfixia después de pasar nueve horas encerrada dentro del auto familiar en la puerta de su casa.

El padre atribuyó el olvido a un supuesto cuadro de estrés provocado por un cambio de trabajo y la pelea por una herencia.

También mencionó las posibles secuelas de un accidente cerebrovascular (ACV) que sufrió hace un par de años y cuya veracidad será comprobada con el resultado de las pericias médicas.

Fuente: TN