COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un joven, hijo de una archiconocida cleptómana con domicilio en barrio Ceferino Namuncurá, fue atrapado “in fraganti” en la tarde de este lunes mientras portaba una barreta de acero con la cual se encontraba violentando un domicilio del barrio Juan XXIII. En el interior, postrada en un camastro, se encontraba una anciana con problemas de movilidad. Cinco minutos antes un vecino y familiar directo se había retirado luego de visitarla como lo hacen diariamente otros vecinos.

Este nuevo atentado contra la propiedad privada ocurrió alrededor de las 19:30 de ayer en un domicilio de la calle Manuela Pedraza 3.197 esquina Scalabrini Ortiz cuando la policía alertó gracias al llamado de vecinos de la presencia de un sospechoso con intenciones de robo.

Según informó diario Crónica, adentro  se encontraba la dueña de casa, Irma Hidalgo, a quien cinco minutos antes había dejado un familiar directo pero a la vez vecino, y en ese lapso aprovechó el delincuente para ingresar y pretender violentar con una barreta la entrada de la casa, pero efectivos policiales de la Comisaría quinta y gracias a los vecinos, llegaron en contados minutos para proceder a detenerlo y secuestrarle la barreta.

Una vez en la dependencia policial, sería identificado como David Ezequiel Ramos, de 19 años, quien quedó detenido a disposición del fiscal de turno y a la espera de la audiencia de control de detención.