BARILOCHE (ADNSUR) - Un tribunal de Bariloche declaró culpable -en un fallo dividido- a un gendarme como autor del abuso sexual agravado que sufrió un niño en septiembre de 2018.

Los jueces Gregor Joos y Martín Arroyo resolvieron este viernes que Enzo Walter Palatnik había sido el autor del abuso sexual con acceso carnal contra un niño. Además, lo declararon responsable del delito de promoción de la corrupción de menores. Así lo informaron desde el Poder Judicial.

Comunicaron que el tercer integrante del tribunal, el juez Héctor Leguizamón Pondal votó en disidencia, porque advirtió que hay dudas de que el imputado haya sido el autor. Los fundamentos de la sentencia se conocerán el 18 de diciembre.

Después, se hará el juicio de cesura para definir la condena que le corresponde al imputado, que permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme.

El fiscal de El Bolsón Francisco Arrien había imputado a Palatnik como autor del abuso sexual agravado en perjuicio del pequeño. El hecho ocurrió en septiembre de 2018, según el fiscal, cuando el acusado cumplía funciones en el Escuadrón 35 de El Bolsón.

El hombre conocía al niño -de 5 años- porque era hijo de unos vecinos. Una docente advirtió que el chico tenía comportamientos extraños y alertó de la situación. La defensa particular había solicitado la absolución porque no había certezas de que el acusado haya cometido los abusos.

En la audiencia de este viernes, Joos explicó cuáles fueron las pruebas que valoró, junto con Arroyo, para declarar culpable al acusado. Los dos jueces tuvieron en cuenta los informes de la psicóloga, la declaración del niño en Cámara Gesell, el informe del Cuerpo de Investigación Forense que dieron validez y credibilidad al relato del niño y probaron la existencia de los abusos, que habían denunciado los padres. “Queda descartada la existencia de un complot para perjudicar al hombre imputado”, afirmó Joos.


En cambio, Leguizamón Pondal advirtió que el niño sufrió un abuso sexual, pero existen dudas en torno a que el imputado haya sido el autor. Observó que hay una falta de coincidencia de las lesiones y su tiempo de producción. Y lamentó que en la etapa de investigación no se haya hecho un hisopado para recolectar material genético.

Fuente: Diario Río Negro