A pocos días de haber asumido en el Superior Tribunal como ministra de la Sala Penal, la comodorense Camila Banfi Saavedra dialogó con ADNSUR sobre los puntos en los que quiere trabajar desde su gestión, que están centrados especialmente en la cuestión de género, entre otros temas.

En ese sentido, puntualizó que tiene un especial interés en las condiciones carcelarias que afrontan las mujeres, porque el sistema penitenciario no está preparado para dar respuesta a sus necesidades, y dijo que eso tiene que cambiar, a partir de un relevamiento que se va a realizar con la Oficina de la Mujer del STJ.

Sostuvo Banfi que “todo lo que tiene que ver con las mujeres afectadas por la ley penal tiene mucho análisis. El primero tiene que ver cuando se le imputa la perspectiva de género a la persona que está vinculada a la ley penal. Los sistemas penales –en general- no están adecuados a las mujeres por las necesidades que tienen que son diferentes a las de los hombres”.

"En el Servicio Penitenciario, no se cubren las necesidades de las mujeres porque están adaptadas a los varones”, ya que dijo “independientemente de la realidad edilicia y del trato carcelario, las mujeres también pueden tener necesidades del contacto con sus hijos, salud personal, salud reproductiva y los temas propios del género. Hay un campo muy importante para trabajar”, explicó.

Por ello, anticipó que “quiero acompañar desde mi lugar un proyecto muy interesante de la Oficina de la Mujer. Para saber la problemática de género, tenemos que saber la cantidad privada de la libertad que existen y qué necesidades tienen. Hay que ir a los lugares y armar equipos de trabajo. Esa es una tarea que me interesa mucho”.

Señaló en este punto que “es importante la perspectiva de no vulnerar más derechos que no sean los que ya vulnera el ámbito carcelario”, y respecto a su responsabilidad por ser una de las primeras mujeres que llegan a un cargo de tal magnitud, sostuvo que “el tema es que no lleguen solamente mujeres sino mujeres que puedan ejercer su función. Lo importante es que la mujer llegue al cargo y que pueda decidir cuestiones que tengan que ver con el género”.

“Veo como muy importante a la perspectiva de género en las eventuales sentencias. También, veo como muy positivo el trabajo que se pueda hacer con la Oficina de la Mujer. A finales del año pasado con la Dra. Silvia Bustos ya nos pusimos en contacto con la Dra. Mariana Ripa, titular de ese organismo”, destacó.

SALA PENAL

Banfi sostuvo que “hay cuestiones para llevar adelante en la Escuela de Capacitación Judicial y está muy diversificada la posibilidad de trabajar en género. Va a depender de cada uno tomar estos proyectos y darle el impulso o la impronta personal”, anticipó.

Respecto a los primeros días ya en su despacho en Rawson, valoró que “llegamos con la grata sorpresa que los arquitectos del Superior Tribunal de Justicia estuvieron trabajando duro para poner los despachos en condiciones –luego del incendio que hubo en diciembre-. Estamos iniciando el año con la planificación del año calendario junto con las cuestiones administrativas y sumarios que hay que trabajar”. 

"En la organización interna, yo integro la Sala Penal con el Dr. Alejandro Panizzi y el Dr. Daniel Báez. El resto de los ministros están en la Sala Civil. Como somos nuevos, conocimos las Salas, a los Relatores y a las personas con quienes vamos a trabajar. Con la Sala, vamos a ver la planificación para el año calendario”, precisó.

En lo personal, destacó que “fue positiva la incorporación a esta Sala porque el Derecho Penal es algo que a mí me gusta y lo estoy ejerciendo hace muchísimos años. Pasar a un cambio de rol me resulta muy útil en mi tarea jurídica”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!