TRELEW (ADNSUR) - El juez Marcelo Nieto Di Biase resolvió en las últimas horas hacer lugar a un hábeas corpus y ordenó la reinstalación del régimen de visitas familiares desde este fin de semana, siempre en el marco de los protocolos presentados por las autoridades de dos centros de detención ubicados en la jurisdicción de Trelew.

La resolución fue tomada en base a la presentación que hizo la defensa pública penal en relación al agravamiento de las condiciones de detención de reclusos alojados en la Alcaidía Policial de Trelew y el Instituto Penitenciario Provincial (IPP).

En ese sentido, tras la concreción de una audiencia en las últimas horas de la cual participaron funcionarios provinciales del Ministerio de Salud y también del área de políticas penitenciarias, el magistrado decidió hacer lugar al hábeas corpus.

El primero de los puntos analizados tuvo directa relación con las condiciones de bioseguridad bajo las cuales se habría efectuado una requisa policial luego del presunto descubrimiento de la intención de ingresar elementos prohibidos por parte de los internos en uno de los centros de detención, hecho sobre el cual ya se ha abierto una investigación en la Justicia Federal.

Por otro lado, se requería al juez que se restableciera el régimen de visitas de los internos, argumentando la defensa pública en su presentación que la suspensión de las mismas “ocasionaba un agravamiento de la detención de los mismos, quienes, en oportunidad de encontrarse autorizadas, incluso bajo el período de pandemia, habían respetado las condiciones impuestas”.

De la audiencia participaron el Dr. José Chávez, Director de Políticas Penitenciarias y el Dr. Fernando Bosch Estrada, Subsecretario del Programa de Salud, además de los jefes del Instituto Penitenciario Provincial y de la Alcaidía policial de Trelew, quienes fueron consultados sobre aspectos relacionados a su actividad.

En ese marco las autoridades sanitarias resaltaron en cuanto a “los requisitos necesarios a tener en cuenta, tanto por el personal policial, para el caso de las requisas y controles policiales; como así también, en el caso puntual, respecto de las condiciones a tener en cuenta para el caso de autorizarse las visitas en los lugares de detención”.

Entre las condiciones enumeradas se encuentra mantener una distancia promedio de dos metros entre las personas; evitar el contacto; respetar las condiciones de higiene; la utilización de barbijos y alcohol. En ese contexto, se requirió a los jefes de ambos centros de alojamiento que propusieran un protocolo a los fines de restablecer el sistema de visitas a partir del fin de semana.

Tras declararse competente para resolver sobre el asunto en trámite y recordar que “el régimen de visitas se encuentra garantizado a los internos en la ley de ejecución penal, estableciéndose pautas que debe cumplir la autoridad administrativa para el correcto ejercicio de ese derecho”, resolvió el juez Marcelo Nieto Di Biase “hacer lugar al habeas corpus presentado por la Defensa Pública y ordenar la reinstalación, a partir de éste fin de semana, del régimen de visitas en la Alcaidía Policial de Trelew y en el Instituto Penitenciario Provincial, de acuerdo a los protocolos propuestos por los respectivos jefes policiales, debiendo respetarse en todo momento las condiciones de bioseguridad exigidas y detalladas por las autoridade bbs sanitarias”.