El pasado 23 de julio,  María Ojeda, una vecina 81 años fue encontrada muerta en el interior de su casa del barrio Máximo Abásolo. Por su crimen, fue detenido un hombre de 41 años, a quien este jueves se le fijó  seis meses de prisión preventiva por el homicidio en ocasión de robo mientras se desarrolla la investigación.

El fiscal Cristian Olazabal informó detalles a ADNSUR sobre las causas de muerte de la abuela y precisó que el informe preliminar de la autopsia "nos confirma de una asfixia posicional,  esto producto de que se encontraba maniatada de manos y amordazada".

"En la posición que quedó no tuvo ni siquiera un mínimo espacio de movimiento que le permitiera respirar y en todo caso recuperar su libertad, o al menos requerir ayuda", precisó.

En este marco, recordó que se debe tener en cuenta que la mujer tenía 81 años y por el paso de su edad,  tenía visiblemente disminuida su capacidad motriz, lo que le impidió poder soltarse. 

Finalmente, el fiscal confirmó la caratula de homicidio en ocasión de robo ya que se constató faltante de dinero dentro de la casa de la víctima quien vivía sola, pero tenía dos casas en alquiler, en una de ellas residen familiares del imputado por su homicidio.