RAWSON - Son los últimos datos oficiales disponibles de la Procuraduría sobre Narcocriminalidad acerca del escenario judicial en nuestra provincia. Los años más recientes reflejan la evolución de la cantidad de expedientes. La mayoría es por delitos menores vinculados a la tenencia y al consumo personal.

El inicio de expedientes va en ascenso año tras año: de las 767 causas que atendieron los juzgados federales en 2012, el 51 por ciento fue por narcotráfico y el resto, por otros delitos. En 2103 se abrieron 867 expedientes, el 52 por ciento por drogas; en 2014 se iniciaron 797 causas, el 41 por ciento por estupefacientes. Y de las 991 causas de 2015, nada menos que el 56 % -553 causas- fue por narcotráfico.

Si el cálculo es con otro formato, en 2012 hubo 77 causas cada cien mil habitantes; en 2013, 89 causas; en 2014 hubo 64 expedientes y de nuevo la cifra más alta en 2015, con 109 causas iniciadas cada cien mil chubutenses.

ZONAS COMPLICADAS

En cuanto a las regiones complicadas, de acuerdo al informe oficial de la Procunar, en la jurisdicción Comodoro Rivadavia se iniciaron 126 casos; en la zona de Esquel, 61 casos, y en el conglomerado Rawson-Trelew-Puerto Madryn, 366 causas.

Al precisar los tipos de delitos de las causas por narcotráfico en Chubut, un 4 por ciento es por suministro; un 25 por ciento por tenencia simple, otro 25 por ciento por comercio y un 38 por ciento, por tenencia para consumo personal. El resto es por otras categorías.

El documento elaborado por el Área de Análisis de Información y Planificación Operativa de la Procunar, de acuerdo a Fiscales.gob.ar, “se propuso caracterizar las causas iniciadas por estupefacientes durante 2015 como una forma de acercarse a la dinámica de persecución penal en materia de narcocriminalidad, advirtiendo, a priori, su tendencia selectiva”. El análisis de los datos contenidos en el informe demuestra que existe una gran incidencia de la persecución de delitos menores.

“No puede dejar de advertirse -explica el documento- una gran preocupación al analizar la respuesta estatal al fenómeno de las drogas. Cuando se desglosa el real significado de la actividad de todos los organismos del Estado involucrados en la persecución penal, se pone de manifiesto que la respuesta visible a este problema no opera en verdad sobre sus causas, sino en gran medida sobre sus consecuencias”.

PROMEDIOS

En promedio, en el 50% de los casos a nivel nacional se busca determinar si existió tráfico ilícito -como comercio, tenencia con fines de comercialización, almacenamiento, transporte, contrabando de estupefacientes o de materias primas para la fabricación- y que en la otra mitad de los expedientes se analizan posibles delitos menores como tenencia simple o para consumo personal.

En estos últimos casos, la Procuraduría especializada subrayó que estos procesos “rara vez prosiguen su trámite a partir del criterio sentado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo ‘Arriola’, y aunque no se cuenta con datos precisos, es posible afirmar que la gran mayoría de estas causas son archivadas inmediatamente después de su ingreso al Poder Judicial”.

En el caso de Chubut, el 63 por ciento de las causas iniciadas es por tipos penales menores. La Procunar agregó que “pese a haber transcurrido siete años de aquel fallo que exhortó ‘a todos los poderes públicos a asegurar una política de Estado contra el tráfico ilícito de estupefacientes y a adoptar medidas de salud preventivas, con información y educación disuasiva del consumo, enfocada sobre todo en los grupos más vulnerables, especialmente lo menores, a fin de dar adecuado cumplimiento con los tratados internacionales de derechos humanos suscriptos por el país’, la situación no se ha visto modificada sustancialmente”.

“No puede dejar de advertirse -explica el documento- una gran preocupación al analizar la respuesta estatal al fenómeno de las droga”.

Fuente: Jornada