CÓRDOBA - Mientras sigue la conmoción por el salvaje asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, otra pelea a la salida de un boliche pudo terminar en una tragedia. Esta vez, ocurrió en Córdoba y la víctima fue un chico de 19 años que intentó defender a un amigo.

Todo ocurrió en la madrugada del martes en pleno centro de La Falda y en el medio de la calle. Según el testimonio de una tía de la víctima, el joven agredido intercedió en favor de su amigo cuando el otro grupo, con el que ya habían tenido un cruce dentro del boliche, lo incitó a seguir la pelea afuera.

"Cuando quisieron irse, el agresor arrancó a toda velocidad con su auto y lo atropelló”, contó la mujer, en diálogo con El Doce. Después, señaló que mientras su sobrino intentaba levantarse tras el impacto, la novia del atacante lo agarró por la espalda y le arañó la cara con brutalidad.

La víctima ya estaba en el piso, incapaz de defenderse. Pero ni siquiera entonces dejaron de agredirlo. Por el contrario, se acercaron otros y lo atacaron en patota. “Le desfiguraron la cara. Los rasguños fueron tan fuertes que le levantaron la carne”, se lamentó la mujer. Hasta le pegaron con le hebilla de un cinturón en la cabeza.

“Él estaba con dos amigos y dos amigas. Entre todos lograron sacarlo de ahí y escapar. En el otro grupo eran nueve”, detalló la tía, y añadió: "Lo que le hicieron es terrible, no queremos que esto quede impune".

La víctima conocía a los agresores, por lo que ya presentó la denuncia por lo ocurrido. Su familia pide testigos que hayan presenciado la agresión.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!