CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Rubio era un perro callejero que vivía desde hace años en una estación de servicios de Mar del Tuyú. Supo ganarse el cariño de empleados y clientes y era muy querido. Este miércoles, un hombre lo ató a la camioneta y lo arrastró por cientos de metros hasta matarlo.

Un testigo dijo a TN y la Gente que el chofer "venía haciendo zigzag todo el camino" para provocarle mayores daños al perro, que finalmente fue hallado al costado de la muerte. 

Por el hecho, vecinos y organizaciones mascoteras locales escracharon a Adrián R., que es dueño de un negocio de pesca de la localidad.