TRELEW - Este jueves, sobre las 23.30 hs, un grupo de entre 5 y 7 personas irrumpieron en la vivienda de un agricultos de una chacra ubicada en inmediaciones al Hipódromo de Trelew. La finca es propiedad de un grupo de socios, dueños de una empresa mayorista de carne.

Según indicaron fuentes policiales, los delincuentes ataron al hombre y su hijo por las extremidades, mientras que a su señora la dejaron sentada en una silla.

Las víctimas dijeron que mientras esto sucedía, los delincuentes les dijeron “que se quedaran tranquilos”, que ellos “solo venían a buscar la carne que se hallaba en el lugar”, reseña Jornada.

Al mismo tiempo, los otros integrantes de la banda cargaban el botín en un camión Mercedes Benz, en el que escaparon con 1.100 kg de medias reses bovinas. Un cargamento valuado en $275.000 pesos.

Además, cortaron el candado de una oficina de la que sustrajeron siete cheques y las llaves de una camioneta Ford Ranger color gris, en la que escaparon los delincuentes restantes.

Tanto el camión como la camioneta aparecieron horas más tarde abandonados en el barrio Planta de Gas, sin la carga ni los cheques sustraídos, indica Jornada.