FRANCIA - Otra vez y los católicos como objetivos. Un nuevo atentado terrorista a cuchillo en Niza, Francia, ha dejado dos muertos muertos decapitados, un herido grave y varios heridos leves esta mañana de jueves en la basílica católica de Notre Dame.

El autor fue detenido por la policía, interpelado y trasladado herido al hospital.

Es el segundo ataque terrorista en Niza. Un camión viboreó en la Promenade de los Ingleses el 14 de julio del 2016 y dejó más de 86 muertos y 456 heridos.

El presidente Emmanuel Macron viajaba hacia el lugar, en el sur de Francia.

A las nueve de la mañana, el atacante entró con un cuchillo a la basílica de Notre Dame, en pleno corazón de Niza.

Una mujer y dos hombre al menos murieron decapitados en manos del sospechoso, en este nuevo ataque que horroriza al país, que entra esta madrugada de jueves en confinamiento total por un mes. Un tercero está gravísimo, tras lograr refugiarse en un bar frente a la iglesia. El parquet antiterrorista fue convocado.

A las nueve de la mañana, el atacante entró con un cuchillo a la basílica de Notre Dame, en pleno corazón de Niza. Foto: EFE
A las nueve de la mañana, el atacante entró con un cuchillo a la basílica de Notre Dame, en pleno corazón de Niza. Foto: EFE

Marine Le Pen, la ex líder del Frente Nacional, mencionó “una decapitación”.

Las autoridades de Niza son cuidadosas en los detalles del crimen pero admiten que se utilizó el mismo método que el terrorista checheno aplicó sobre el profesor Samuel Paty la semana pasada.

“Estoy en el lugar con la policía nacional y la policía municipal que ha interpelado al autor del ataque. Yo confirmo que todo deja suponer un atentado terrorista en el interior de la basílica de Notre Dame”, escribió el alcalde de Niza Christian Estrosi.

“Mis primeras palabras son de compasión por las victimas y por la comunidad parroquial de Notre Dame y los nicois que están shoqueados por la emoción. Niza, como en Francia, hoy está en tren de pagar un tributo muy pesado. Somos una vez más victimas del islamofascismo” dijo el alcalde.

Según el alcalde, el terrorista gritó” “Allah es grande” varias veces cuando estaba siendo medicalizado.

“Es el tiempo de agradecer a las fuerzas del orden y poner fin al islamo fascismo. Todas las iglesias van a ser cerradas así como los otros lugares de culto para asegurar todos los lugares”, dijo.

Quince días después de la decapitación del profesor Samuel Paty por mostrar las caricaturas del Profeta Mahoma, en pleno boicot de los países musulmanes a Francia por considerar la republicación de las caricaturas una blasfemia y con una serie crisis entre Turquía y Francia por el tema, este nuevo ataque terrorista inquieta al país.

Francia se encontraba en alerta atentado severo nuevamente y fuertemente patrullada por militares y soldados desde hace una semana.

El autor fue detenido 10 minutos después por la policía municipal a balazos. Después se escuchó una detonación, que hasta ahora es inexplicable. Las fuerzas de seguridad buscaban en el interior de la basílica sobre la avenida Jacques Medecin, un homenaje a su ex alcalde, si hay más víctimas o personas escondidas. Todo el área quedó sellada.

El primer ministro Jean Castex abandonó la Asamblea Nacional, donde se discutía el nuevo confinamiento que comienza esta madrugada, y partió a la célula de crisis del ministerio del Interior. Un minuto de silencio fue adoptado en la Asamblea Nacional antes del debate sobre el confinamiento.

Las autoridades de Niza habían advertido a las iglesias católicas que había amenazas de atentados. Gil Florini, cura de Niza Centro, lo admitió ante BFMTV.

El diputado Eric Ciotti anunció que “eventos muy graves se están desarrollando actualmente cerca de la iglesia de Notre Dame de Niza. Sostén a las fuerzas de seguridad. Eviten el sector”, escribió en Twitter.

Francia había sido amenazada con Thabat, una organización terrorista próxima de Al Qaeda, que denunció la publicación de las caricaturas del Profeta como una blasfemia al Islam. La amenaza fue sobre todo el país y especialmente, los lugares de culto.