COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un hecho insólito ocurrió el lunes en una vivienda ubicada en barrio Industrial, donde un albañil que realizaba tareas en el interior fue maltratado por el dueño de la casa, quien le disparó con un revolver. Afortunadamente no tuvo buena puntería y el trabajador resultó ileso. 

Tras el hecho, este martes se realizó un allanamiento en dicha casa y se secuestró un revólver calibre 38. El operativo fue realizado por personal de la Seccional Tercera, que tomó intervención en el caso. 

Según la denuncia radicada por la víctima, de 46 años, eran las 14 horas del lunes cuando se dirigió al domicilio de la calle Casimiro Szlápeliz al 200, donde realizaba trabajos de pinturas y mantenimiento.

El propietario del lugar identificado como Héctor Pedro Lauleta se mostró alterado, exaltado y en reiteradas ocasiones maltrató al trabajador. Este le preguntó que si no estaba de acuerdo con el trabajo realizado que le pagara hasta donde había cumplido su labor y se retiraba.

Incluso el denunciante le dijo a su ayudante que junte las herramientas que se iban del domicilio. Ya en la vereda salió Lauleta, sacó de la cintura un revólver, apuntó al pintor y disparó. La bala dio en el asfalto y los trabajadores atónitos se retiraron del lugar.

En relación al grave ataque, el personal a cargo del comisario Marcelo Conrad, cumplió esta tarde con una orden de allanamiento en la vivienda del barrio Industrial. Allí se secuestró un revólver calibre 38 Special marca Taurus.

Según destaca el portal Con Sello Patagónico, el tambor del arma tenía seis proyectiles y una vaina servida que sería la disparada. Los efectivos también incautaron una bolsa de nylon con diez balas más calibre 38.