(ADNSUR) - El comisario general Miguel Gómez, jefe de la Policía del Chubut, reconoció que “fue muy grave el episodio de la comisaría de Cerro Centinela” registrado el lunes, donde una persona que luego fue baleada ataco con un cuchillo a un efectivo.

En declaraciones a Radio 3 Cadena Patagonia explicó que “todo comenzó con una agresión ilegítima de un grupo de personas a la comisaría de Cerro Centinela. Ante esta situación, el personal policial de guardia pidió refuerzos a Corcovado que –de inmediato- concurrió con el jefe junto a 3 efectivos”.

“Se produjo una persecución contra los sujetos y-en ese momento- salió el padre de uno de ellos (de apellido Jaramillo) e hirió al cabo Julio Ramirez en su brazo con un cuchillo de grandes dimensiones. Ante esta embestida, el resto de los compañeros le dispararon con escopeta antidisturbios y lesionaron al agresor en las piernas pero no lo detuvieron en su ira y su avance. Finalmente, uno de los suboficiales le disparó con su arma reglamentaria”, reveló el jefe policial.

“El cabo Ramírez tuvo un corte muy profundo en su brazo derecho pero ahora se encuentra en buen estado. El agresor Jaramillo intentó lesionarlo en el cuello y un compañero policial logró alejarlo de ese impacto. Fue un intento de homicidio”, aseguró.

“Ayer al mediodía,  los fiscales llegaron al lugar para hacer un relevamiento y dirigir una inspección ocular en la casa de Jaramillo y estamos a la espera de las directivas de Fiscalía. En total, los hechos fueron protagonizados por 3 personas. De todos modos –desde temprano- amenazaban con ir a la comisaría para atacar al personal. Se investigan todas las circunstancias que rodean al caso”, completó el comisario general.

El caso

El lunes por la madrugada un grupo de personas concurrió a la subcomisaría de Cerro Centinela a provocar destrozos.

Una vez presentes en el lugar, los uniformados observaron a unas personas destrozándolos vidrios y al perseguirlos, llegaron a una vivienda.

Allí, los tres hombres se escondieron en el interior de la vivienda y de salió el padre de dos de ellos quien con un cuchillo de importantes dimensiones comenzó a atacar los efectivos policiales.